¿QUIERES CONOCER LAS MEJORES PLAYAS DE ALMERÍA?

La provincia de Almería nos sorprendió muy gratamente, en especial Cabo de Gata, es un espectáculo natural donde podemos disfrutar de multitud de playas vírgenes en mitad de un desierto único en Europa.

Llegamos allí sin saber muy bien lo que nos encontraríamos, porque la verdad es que nunca nos habíamos planteado recorrer esta zona del sureste peninsular. Nuestra idea general de Almería eran invernaderos y desierto. Y realmente vimos muchos invernaderos y mucho desierto, por lo que no íbamos muy desencaminados 😉 Pero lo que también encontramos fue un Parque Natural que esconde algunas de las mejores playas de España.

Antes de comenzar, os aclaramos que nuestros 4 días por Almería estuvieron focalizados en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, por lo que no visitamos las playas situadas al oeste de la capital. Pasamos por alto toda la zona de Elegido, Aguadulce y Roquetas de Mar. Son lugares con alguna playa interesante pero pensamos que nada comparable con las que encontramos en la zona de Cabo de Gata. Aquí os dejamos nuestro ranking:

Playa de Cabo de Gata y Playa de La Fabriquilla

La Bahía de Almería forma una gran línea de costa de unos 20 kilómetros de longitud entre la capital almeriense y el extremo sureste de la Península Ibérica, el Cabo de Gata.

Aquí donde se localiza la Playa de Cabo de Gata, una playa abierta, tremendamente extensa y de arena fina y clara perfecta para ir en familia.

Los accesos son muy sencillos porque hay una carretera que discurre paralela a la línea de costa donde se puede dejar el coche en la cuneta. Eso sí, cuidado si os salís del asfalto porque hay zonas de mucha arena y vimos a más de uno atascado.

Por su amplitud nos recordó a playas de la zona de Huelva y Cádiz y, aunque es una playa con un arenal espectacular, comparada con las calas de alrededor queda a la sombra en muchos sentidos. Así que si vais justos de tiempo, quizás no merezca la pena reservar un día entero para esta playa.

En su extremo sur, justo al pasar el municipio de La Almadrava de Monteleva, encontramos una zona rocosa con una playa de arena gruesa mezclada con gravilla, la Playa de la La Fabriquilla. Un lugar de aguas cristalinas excelente para hacer snorkel y dónde os recomendamos hacer una parada.

La playa de la Fabriquilla termina abruptamente en una zona de acantilados en cuya cima hay un búnker de la Guerra Civil Española que podéis visitar a pie sin problema.

Además en esa playa se suele hacer acampada libre. Si os interesa este tema, no os perdáis nuestro post «de camping por Andalucía», donde os contamos nuestra experiencia personal con la acampada por tierras andaluzas!

Cala del Corralete y Arrecife de las Sirenas

Continuando hacia el Sur, a unos 10 minutos en coche encontramos el Faro de Cabo de Gata. Este área conforma el extremo más suroriental de la Península y constituye una verdadera joya paisajística y natural. La geología volcánica de la zona da lugar a espectaculares acantilados que se hunden abruptamente bajo las aguas cristalinas del Mediterráneo. Prepara la cámara porque vas a fundirla! 🙂

Justo al oeste del faro se encuentra la pequeña Cala del Corralete, de arena oscura y situada en un entorno privilegiado. Personalmente no nos gustó demasiado porque al estar muy cerca del faro el tránsito de coches es continuo, lo que le resta bastante encanto. Suponemos que fuera de la época estival debe mejorar bastante…

Al otro lado del faro encontramos el Arrecife de las Sirenas, una formación geológica que recibe este nombre por su similitud a un arrecife, aunque técnicamente no lo es porque no está formado por restos calcáreos de origen animal.

El Arrecife de las Sirenas es una zona muy rocosa, escarpada y de difícil acceso, por lo que es perfecta para la vida acuática. Es el paraíso del buceo y es muy frecuentado por los amantes del snorkel que exploran cualquiera de las múltiples calas rocosas que componen la zona.

Por contra no es para nada un buen lugar para el baño porque son calas muy pequeñas y repletas de rocas afiladas. También abundan los erizos de mar, así que si andáis por allí es imprescindible llevar unos buenos escarpines.

El Mirador de Poniente

En este caso no hablamos de una playa, si no de todas juntas!

El Mirador de Poniente es el punto mejor situado de toda la zona para tener unas increíbles panorámicas de gran parte de las calas del Cabo de Gata!

Al mirador se accede desde el Faro, por la ALP-822, una pequeña carretera, de asfalto muy irregular y con una pendiente que asusta en algunos tramos. Tras unos 15-20 minutos tomando curvas de herradura con unas vistas de vértigo, la carretera nos conduce directamente al Mirador de Poniente.

Tras disfrutar del mirador, recomendamos subir unos metros más arriba hasta llegar a la cadena que corta la carretera.

Este punto da vistas al Este y permite contemplar la Playa del Mónsul, la Playa de los Genoveses custodiadas por el cerro «El Fraile», al fondo. Esta montaña, con sus 493 metros de altitud constituye el punto más alto de la Sierra de Cabo de Gata. Por cierto, justo a su lado puede verse el «Fraile Chico», que tiene una altitud de 445 metros.

A partir de la cadena la carretera continúa en forma de camino sin asfaltar que conduce hasta el municipio de San José, pasando por las alucinantes calas que salpican este tramo de costa.

Sin embargo, la cadena impide el paso a vehículos a motor, así que a no ser que vayamos en bicicleta, no queda más remido que dar la vuelta y volvernos por donde hemos venido 🙂

Una buena idea, ya que pasamos justo al lado, sería aprovechar esta visita para parar un par de horas en Cala Rajá, una pequeña y preciosa cala de aguas cristalinas situada a los pies del Mirador de Poniente. Una maravilla natural que sin duda merece un alto en el camino.

Playas de San José

El área de San José tiene algunas de las mejores playas de todo el Cabo de Gata. La playa de los Genoveses o la del Mónsul son quizás las más conocidas, pero esta zona del Parque Natural esconde entre sus acantilados otras muchas joyas que os vamos a descubrir!

Como hay mucho material del que os queremos hablar, hemos decidido hacerlo en un post a parte! No te pierdas nuestra ruta a pie por el desierto en busca de las mejores calas de San José en este post.

Playa de los Escullos

En la zona de Levante se encuentra la Playa de los Escullos, una playa de arena negra y gruesa situada un par de kilómetros al sur de la localidad de La Isleta del Moro y a 10 minutos a pie del Camping Los Escullos, donde estuvimos alojados durante la mayor parte de nuestra estancia en Almería.

Por cierto, si queréis saber más sobre este camping no os perdáis nuestro post, de camping por Andalucía.

El principal atractivo de esta playa es su duna fósil, que la convierten en un punto de interés instagramer. De hecho, las fotos de gente subida a la cresta de esta formación inundan la red! Y la verdad es que no es para menos, porque son bastante espectaculares.

Por lo demás, no es una de las playas más llamativas. Su arena negra provoca que el agua sea bastante oscura, lo que unido al intenso oleaje que suele presentar, hacen que no sea la playa más idónea para el baño de la zona.

Playa de las Negras y Cala de San Pedro

Nos desplazamos ahora varios kilómetros al norte para llegar a la localidad de Las Negras, una de las más conocidas del Cabo de Gata y más populares a nivel turístico.

A pesar de su fama, la verdad es que a nosotros no nos acabó de enamorar. Que nos perdonen sus vecinos pero es la sensación que nos dio… Las Negras nos pareció un pueblo bonito, pero no mucho más que otras localidades cercanas. En cuanto a su playa, tres cuartos de lo mismo, está bien, pero tiene mucha piedra y el día que fuimos estaba un poco sucia 🙁

Sin embargo, Las Negras es la puerta de entrada a la increíble Cala de San Pedro, la mejor playa de toda Almería! La visita a esta cala es obligada, así que no os la podéis perder bajo ningún concepto!

Quizás el principal encanto de la Cala de San Pedro es que se encuentra en «la loma del orto», como dirían nuestros amigos argentinos… 😉 Para llegar allí, primero hay que circular en coche casi media hora por un camino polvoriento plagado de piedras hasta llegar al aparcamiento, que tampoco está cerca del agua. No cojas muchas cosas porque te queda otra media hora a pie por un sendero con algunos tramos de bastante pendiente.

Sin embargo, a pesar de su remota situación, sin duda alguna merece la pena «perder» una mañana o una tarde en visitar la Cala de San Pedro porque presenta una belleza natural y paisajística inigualable. Pocas veces hemos visto unas aguas tan cristalinas y puras como las de esta cala, y las praderas de posidonia de su fondo lo atestiguan.

Miles de confiados peces de multitud de especies diferentes ponen la guinda a este paraíso del baño y el buceo. Sargos, meros, lubinas y doradas son fáciles de ver con tan sólo echar un vistazo curioso bajo el agua.

Además, como dato curioso tenéis que saber que la Cala de San Pedro alberga un reducto de una de las últimas comunidades hippies de España. Esta comuna vive completamente aislada todo el año, excepto en verano, cuando los hippies «hacen su agosto» particular vendiendo manualidades a los turistas que visitan la cala y ofreciendo servicios de lancha lanzadera a Las Negras a 12€ por cabeza.

Por último, al igual que otras calas de la zona, tenéis que saber que la Cala San Pedro combina el nudismo con el textil. El nudismo se da con más frecuencia en las zonas de los extremos de la cala, que son más tranquilas al estar menos masificadas.

Cala del Plomo

Junto a la localidad de Agua Amarga encontramos otras dos calas absolutamente espectaculares tanto por su belleza como por encontrarse en un enclave natural único, perdidas en mitad de la nada: Cala del Plomo y Cala de Enmedio.

La Cala del Plomo se caracteriza por encontrarse encajada entre dos acantilados formados por dunas fósiles, que confieren a este lugar una belleza salvaje difícil de igualar. La zona exterior de la cala está repleta de cantos rodados de cierto tamaño, lo que hace que algunas zonas sean un poco incómodas. Sin embargo, a medida que entramos al agua estas piedras van desapareciendo para dar lugar a una arena muy fina de color claro.

Como el resto de las playas del Cabo de Gata, la limpieza de sus aguas es envidiable, lo que la convierte en otra excelente opción para la práctica del snorkel. Especialmente recomendables son las zonas rocosas cercanas a los acantilados donde es fácil ver cientos de peces en un arcoiris de colores.

Si vais en verano recomendamos acudir temprano porque el parking -que es gratuito- no es muy grande y suele llenarse rápidamente.

El acceso se realiza exclusivamente en vehículo privado por un camino que parte desde la carretera AL-5106. Si vamos en dirección Agua Amarga, tenemos que tomar el camino que sale a mano derecha unos 500 metros antes del «Cortijo Los Malenos».  Pasaremos junto al hotel «La Almendra y el Gitano» y seguiremos descendiendo por la Rambla del Plomo hasta llegar a la cala del mismo nombre.

Se emplean unos 20 minutos en coche para recorrer este camino de poco más de 6 kilómetros de longitud. Realmente el camino no está mal, a excepción de una zona arenosa en la parte final. En cualquier caso, conduciendo despacio y con cuidado entra cualquier coche sin mayor problema, eso sí, el coche sale de polvo para llevarlo directamente al lavadero ;).

Cala de Enmedio

La Cala de Enmedio es similar a la vecina Cala del Plomo aunque de un tamaño ligeramente inferior, lo que no es problema porque al estar perdida en mitad de la nada suele encontrarse poco masificada. Si tenéis tiempo y ganas os recomendamos que no os la perdáis porque un baño en sus aguas cristalinas bien merece la caminata!

Desde el propio aparcamiento de la Cala del Plomo parte el sendero que nos conduce a la Cala de Enmedio. Se trata de un camino estrecho de 1,7 kilómetros de longitud que bordea por el interior la zona de acantilados y acaba descendiendo por el Barranco de los Calares, hasta llegar a la Cala de Enmedio.

Es un sendero con poco desnivel y sin dificultad técnica, por lo que se recorre fácilmente en unos 20 minutos. Dejad todo lo posible en el coche pero no olvidéis llevar bastante agua porque el sol pega fuerte en aquel secarral…

Otra posibilidad es acceder desde Agua Amarga, a través de un sendero de igual longitud que el anterior pero con un desnivel mucho mayor, lo que duplica el tiempo de la caminata.

Agua Amarga

Si queréis hacer una parada técnica para reponer fuerzas, Agua Amarga es vuestro sitio! Una pequeña localidad con mucho encanto que constituye un lugar perfecto para disfrutar de los bares y restaurantes que salpican el centro del pueblo.

Su playa, aunque bonita, es bastante movida por lo que no es el mejor lugar para estar tranquilo. El tránsito de lanchas es incansable a lo largo de todo el día tanto de particulares como de agencias dedicadas a ofrecer recorridos que muestran la belleza de esta parte de la costa almeriense.

Por cierto, en Agua Amarga también tienes la opción de alquilar un kayak con el que podrás acceder a la Cala de Enmedio y otras playas de la zona por mar, una experiencia realmente inolvidable y apta para toda la familia!

Playa de los Muertos

A medio camino entre Agua Amarga y Carboneras se encuentra la Playa de los Muertos, sin duda, la playa más conocida de Almería que año tras año repite a la cabeza de los rankings de las mejores playas de España.

Se trata de una playa recta, de poco menos de un kilómetro de longitud, encajada entre dos acantilados, que destaca por sus cristalinas aguas azules y por su arena blanca y gruesa.

Para nosotros, este tipo de arena es de lo mejor, porque tiene un tacto increíble y además se desprende fácilmente, por lo que no acabas rebozado en modo croqueta… 🙂

El acceso se hace a través de varios caminos que descienden al mar desde el aparcamiento, situado en la carretera AL-5106. Se trata de senderos con bastante desnivel, por lo que recomendamos llevar buen calzado y tener mucho cuidado si vais con niños.

Por cierto, en temporada de verano el aparcamiento cuesta 5€ al día y la playa suele estar a reventar, por lo que pierde gran parte de su encanto. Para evitarlo, lo mejor sería visitarla fuera de periodo estival  o durante los meses de junio o septiembre, cuando la afluencia de turistas es mucho menor y se puede disfrutar de la tranquilidad que esta playa merece.

Y para terminar permitidnos un último consejo: Una vez en la playa, bajo ningún concepto miréis hacia la izquierda… Porque a menos de 2 kilómetros hay una cementera y una central térmica que destruyen de un plumazo el encanto de esta maravilla de la naturaleza.

Así que si vais con niños, ponedlos siempre a jugar a vuestra derecha y advertidles que si tienen algún problema fuera de ese campo visual «papi» y «mami» no van a ir a rescatarlos… 🙂

En la Playa de los Muertos acabó nuestro recorrido por las mejores playas de Almería y pusimos punto y final a nuestras vacaciones por las costas andaluzas. Un broche de oro para este viaje descubriendo los mejores rincones costeros de nuestra tierra!

Y si os ha gustado, os dejamos los post de las mejores playas de Huelva y las mejores playas de Cádiz para que disfrutéis un poco más de los encantos de Andalucía.

También te puede interesar: