CAMPING Y PLAYA EN LA COSTA BRAVA

Cómo pasar un fin de semana en Calella de Palafrugell, uno de los pueblos más emblemáticos, pero a la vez más caros de la Costa Brava sin dejarte un ojo de la cara.

No te pierdas este post en el que te contamos cómo lo preparamos! 🙂

Muchas zonas costeras de Cataluña, especialmente la Costa Brava, doblan e incluso triplican sus precios en verano, lo que convierte a esta joya en un punto prohibitivo para la mayoría de los mortales, que sólo podemos ir en temporada baja.

Pero como a los pobres también nos gusta viajar en verano, hemos agudizado el ingenio y nos hemos lanzado al mundo del camping, que es bastante más económico que ir de hoteles.

En nuestra primera experiencia de acampada nos hemos dado cuenta de que no hace falta mucho equipamiento para pasarlo en grande! Con una tienda de campaña, un colchón inflable, una mesa plegable y un par de sillas puedes pasar un fin de semana en la Costa Brava en modo LOW COST!

A lo largo de toda la Costa Brava existen infinidad de pueblos para disfrutar de pequeñas calas y playas de aguas color turquesa. Sant Antoni de Calonge, Palamós, Bagur o Calella de Palafrugell son algunos de los más conocidos y encantadores. Y qué mejor manera de disfrutar de este entorno único que dando una oportunidad a la acampada.

Además, por todos estos pueblos pasa el famoso Camí de Ronda, una ruta de senderismo que bordea toda la costa catalana y que cumplía funciones defensivas anti piratas en tiempos pasados. Recorrer el camino por la zona de Girona es una experiencia inolvidable de la que ya os contaremos en el siguiente post.

En este viaje, nos hemos decantado por alojarnos en Calella de Palafrugell, un pueblo pequeño pero encantador. Aquí os dejamos nuestro presupuesto de tres días y dos noches en modo LOW COST:

1.- Los precios indicados corresponden al total gastado por persona durante el fin de semana.
2.- El presupuesto de coche incluye gasolina desde Barcelona con dos pasajeros. (Sin peajes)
3.- El presupuesto de supermercado incluye desayuno y comida para dos días.

QUÉ VER EN CALELLA

CASCO ANTIGUO

Una ruta imprescindible es perderte por el casco viejo de Calella de Parafrugell, un entramado de calles estrechas y empedradas con fachadas de color blanco y azul.

Todo esto convierten a este pueblo en uno de los más bonitos de la Costa Brava. Ya sabéis que soy muy fan de las fachadas coloridas de casas con olor a geranios y buganvillas, y aquí encontré muchísimas! 😊

LAS MEJORES PLAYAS DE CALELLA DE PALAFRUGELL

Todo el que va a Calella de Palafrugell lo hace especialmente por sus playas, calas pequeñas y recogidas con aguas cristalinas que las convierten en un auténtico paraíso.

Estas son las mejores playas que encontrarás en el pueblo:

Playa de Port Bo

La playa de Port Bo, más conocida como la «Playa de las barcas», se encuentra ubicada en el centro de Calella de Palafrugell.

Realmente hace honor a su nombre, porque sobre su arena reposan ancladas un montón de pequeñas embarcaciones de madera utilizadas para la pesca tradicional. No es una playa amplia, por lo que en los meses de julio y agosto será difícil que puedas encontrar un hueco para bañarte a no ser que llegues a las 8:00 de la mañana! 🙂  

Enfrente de la playa se encuentran las casas de los pescadores donde antiguamente los marineros vendían el pescado. Tienen una estructura peculiar, abovedada, predominando los arcos en la fachada.

Hoy en día esta zona está repleta de restaurantes de calidad, enfocados al turismo, donde comer o cenar puede salirte por 40€ por persona, un precio para nada LOW COST, pero eso sí, con unas vistas inmejorables al Mediterráneo.

Playa del Canadell

La Playa del Canadell también está ubicada en el centro del pueblo y está separada de la Playa de Port Bo por un enorme saliente rocoso que se adentra en el mar. Según vimos, estas rocas son usadas por los jóvenes más atrevidos del lugar para lanzarse al agua en un alarde de temeridad e impulsividad propio de edades tempranas 🙂

Esta playa es un poco más grande que la anterior, cuenta con unos 200 metros de longitud y un paseo marítimo ancho y largo situado al borde de las casas de los pescadores. Las vistas desde estas casas es un lujo. Poder levantarte y tener la arena del mar a 10 metros de tu puerta debe ser una auténtica pasada. Muchas de ellas se alquilan en temporada veraniega y los precios al mes suelen rondar los 6.000-8.000€, preparen la cartera porque vienen a por el pan del año!

Y si quieres disfrutar de un día con actividades acuáticas, la playa cuenta con un pequeño embarcadero flotante donde puedes alquilar kayaks y tablas de paddel surf por unos 15€ la hora.

Mirador de Manuel Juanola i Reixach

¿Conoces las famosas pastillas Juanola? Las de la caja roja y la forma de rombo… Esas pastillas de regaliz que, según mi madre, lo curaban todo! Pues el farmacéutico que las creo y comercializó fue Manuel Juanola i Reixach, vecino de Palafrugell. En su honor se le puso nombre a uno de los miradores más famosos de Calella de Palafrugell.

Se ubica en un saliente rocoso y está abierto al turismo. En el mirador encontrarás una enorme casa de color rosa propiedad de la familia Juanola, que es realmente alucinante. Imaginamos que las vistas desde sus cristaleras no tienen precio. 😊

Punta dels Burricaires

Situado en la zona sur, el mirador Punta dels Burricaires preside el pueblo de Calella de Palafrugell. Se trata de un empedrado que se adentra al mar por una bajada de escaleras.

Al final del camino ondea una enorme bandera de Cataluña. Justo bajo la bandera obtendrás las mejores panorámicas de las playas y casas que conforman este maravilloso pueblo. 

Cala el Golfet

Al sur del pueblo, a las faldas de los jardines de Can Roig se encuentra la Cala el Golfet, rodeada de vegetación y rocas, es perfecta para disfrutar de un baño alejado del ajetreo del municipio.

No hay ningún transporte público que te lleve hasta aquí, así que tendrás que ir en coche y dejarlo en la parte alta. Suele haber aparcamiento en la urbanización El Golfet, desde donde parte un sendero para bajar andando hasta la cala.

Además este sendero conecta con el Camí de Ronda. Si tienes ganas, te animamos a recorrerlo durante un par de horas para disfrutar de la más pura esencia de la Costa Brava en plena naturaleza. Las calas de rocas y aguas cristalinas son tremendamente increíbles.

Tanto al norte como al sur de Calella encontrarás senderos muy bien señalizados que bordean toda la costa pasando por calas y acantilados flipantes!

Cala Estreta

Muy cerca de la Cala el Golfet se encuentra Cala Estreta, otro lugar que merece la pena visitar. Pero ojo! Ni se te ocurra ir de una cala a otra siguiendo Google Maps. Nuestro fiel amigo y en el que depositamos toda nuestra confianza geográfica en tiempos de viaje parece no tener muy clara esta zona de Cataluña…

Nos metió en mitad del campo, por un camino de cabras, estrecho y arenoso, que acabó en un callejón sin salida. Se ve que no fuimos los únicos porque una vez allí nos encontramos este cartel… También podían haberlo puesto a la entrada del camino, digo yo… 🙂

La experiencia fue toda una odisea -corta eso sí- el caso es que acabamos dando la vuelta y visitando el cercano municipio de Tamariu, que también tiene una playa muy recomendable. Así que Cala Estreta ha quedado pendiente para otra ocasión!

DÓNDE COMER

En Calella de Palafrugell hay bastantes restaurantes y bares para comer y cenar, pero a nosotros  nos parecieron bastante caros. Es difícil comer o cenar por menos de 30€ por persona, lo que pica bastante, sobre todo si estás varios días por la zona.

Como sabéis nuestra filosofía es optar por la opción LOW COST siempre que sea posible, así que como estábamos de camping, paramos en un Lidl que hay en Palafrugell para llenar las neveras de birras y comida! Además tienen algunas comidas preparadas que vienen de lujo para llevarlas a la playa.

Por cierto, en Callela de Palafrugell sólo vimos un supermercado, era un Spar y tenía unos precios bastante desproporcionados, se aprovechan del turismo a base de bien por lo que si es posible, mejor ni pisarlo…

El sábado aprovechamos para ir a cenar a Palafrugell pueblo, a tan solo 10 minutos en coche de Calella. Palafrugell tiene un tamaño medio y tiene una oferta gastronómica mucho más centrada en la gente local, por lo que los precios son mucho más parecidos a lo que estamos acostumbrados. Se pueden encontrar restaurantes para cenar por 15€-20€ sin mucho problema.

En el centro histórico de Palafrugell se localiza el BAR MUNIC, una hamburgesería que nos impresionó con unas de las mejores patatas bravas que hemos probado en Cataluña, sin exagerar y por tan solo 3,80€! Además, nos pedimos una hamburguesa cada uno y un par de cervezas y la cena no llegó a 13€ por persona.

DÓNDE DORMIR

Como ya os hemos comentado, los alojamientos de la Costa Brava no suelen ser baratos, y menos aún durante los meses de julio y agosto cuando la zona está repleta de franceses con la cartera llena.

En verano no es fácil encontrar dónde dormir por menos de 50€ por persona y noche y si queremos calidad esta cifra se duplica fácilmente.

Así que pasar una semana en la Costa Brava nos puede salir por un pico… Y no hablemos de la comida, que en cualquier restaurante te sale por unos 30-40€ por cabeza.

Por eso, en este viaje de julio hemos optado por dormir en camping, la única opción LOW COST de la Costa Brava en verano!

Nos hemos equipado con una tienda de campaña del Decathlon, un colchón inflable, mesa, sillas y nos hemos lanzado a la aventura de acampar! 😊

Tras informarnos con conocidos y analizar los precios de los campings de la zona, vimos que uno de los más económicos era Camping Moby Dick. La parcela para dos personas, tienda de campaña, parking de coche y sin electricidad salía por unos 17€ por persona y noche. Un precio realmente razonable teniendo en cuenta el nivel de la zona.

El Camping Moby Dick. está situado en una pequeña colina en el pueblo de Calella de Palafrugell, a poco más de 200 metros del mar. Sin duda, podemos decir que lo mejor de este camping es su ubicación y su precio.

A su favor, tenemos que decir que el personal es muy atento. Antes de asignar la parcela, nos preguntaron si queríamos estar cerca de los baños o si preferíamos alojarnos en alguna zona más aislada quitada del paso habitual de la gente.

De hecho, una vez llegamos a la parcela vimos que había barro porque acababa de caer una tormenta fuerte y ellos mismos nos ofrecieron cambiarnos a otra parcela seca cercana, detalles que son de agradecer. Así que nuestros «dieses» al servicio!

Desafortunadamente, a nivel de calidad queda por debajo de otros campings cercanos, lo que explica por qué es sustancialmente más barato que sus competidores. En general presenta unas instalaciones bastante antiguas y justitas. Los principales inconvenientes que detectamos fueron los siguientes:

  • Tienen dos piscinas bastante pequeñas para la cantidad de gente que ocupa el camping. Aunque al estar cerca de la playa tampoco son muy utilizadas.
  • Los baños son bastante antiguos, aunque tenemos que decir que estaban muy limpios.
  • No tiene supermercado dentro, de hecho sólo hay un pequeño bar que, según vimos, sólo estaba abierto por la mañana hasta mediodía.
  • En el interior no fuimos capaces de encontrar un cubo de basura – al menos por nuestra zona- y los de la calle tampoco es que estén justo en la puerta. Supone un poco de incomodidad que podrían solventar fácilmente.
  • La zona de aparcamiento que estaba junto a nuestra parcela tenía un acceso de tierra bastante complicado para un turismo de poca altura.
  • Al encontrarse en un monte con bastante desnivel, tan sólo hay un par de caminos que conectan las diferentes zonas del camping, lo que hace que casi todo el mundo pase por el mismo lado, con las molestias que ello ocasiona a las parcelas cercanas.

En general, le damos 3,5 estrellas sobre 5. La conclusión es que está bien para pasar un par de noches pero sin esperar  ningún lujo. Sin duda su punto fuerte es que presenta una relación calidad-precio más que aceptable.

Y si te has quedado con ganas de seguir conociendo la Costa Brava no te puedes perder nuestro post sobre Roses, Cadaqués y el Cap de Creus, una zona que tienes que visitar!

 

También te puede interesar: