Utrecht es, junto a Ámsterdam y Róterdam, una de las tres ciudades más visitadas de los Países Bajos. Y motivos no le faltan, porque su historia, paisajes y arquitectura convierten a esta pequeña ciudad holandesa en un lugar único. Uno de estos sitios a los que merece la pena dedicar parte de nuestro tiempo de viaje, aunque sólo sea unas horas. En este post os vamos a contar los 14 lugares imprescindibles que ver en Utrecht en un día.

Al ser una ciudad pequeña se recorre fácil y rápidamente tanto a pie como en bicicleta, así que podemos aseguraros que es posible ver Utrecht en un día sin perderte nada. Eso sí, poneros las pilas porque hay trabajo por delante 😉

1. Domplein, el centro neurálgico de Utrecht

Domplein es la plaza más famosa y animada de la ciudad y será nuestro punto de partida y referencia en esta ruta por los lugares imprescindibles que ver en Utrecht. En este mismo lugar, hace más de 2000 años, los romanos fundaron un primer asentamiento que, con el paso del tiempo, acabaría dando lugar a la actual ciudad de Utrecht.

Como podéis imaginar, esta plaza tiene muchísima historia y concentra a su alrededor algunos de los monumentos más representativos de la ciudad. Tanto es así que algunos de ellos incluso fueron piezas clave en el origen de los Países Bajos como nación independiente.

Si queréis descubrir todos sus secretos os invitamos a seguir leyendo nuestro post! Y si ya estáis por allí os recomendamos aprovechar alguno de los múltiples freetours que recorren la ciudad para entender de primera mano la historia de Utrecht.

2. La Torre de la Catedral, Domtoren

La pieza más llamativa de la plaza Domplein es la torre de la catedral (Domtoren), que con sus 112 metros de altura, es la más alta de Holanda.

El ascenso a la torre de la catedral constituye uno de los atractivos más turísticos de la ciudad, ya que sus 465 escalones conducen al punto con mejores vistas de toda la ciudad. Sin duda uno de los puntos imprescindibles que ver en Utrecht.

Por desgracia cuando nosotros fuimos en enero del 2022 estaba en obras de restauración por lo que no pudimos acceder 🙁

Esperamos que acaben pronto para que cualquier visitante pueda disfrutar de la Domtoren en todo su esplendor.

3. Domkerk, Catedral de San Martín

Frente a la torre, se encuentra el Domkerk o catedral de San Martín, una de las catedrales góticas más importantes de Holanda. Una catedral cargada de belleza e historia a partes iguales porque ha sido destruida y reconstruida en multitud de ocasiones desde su origen allá por el siglo VII.

En el año 1566 sufrió las consecuencias de las revueltas calvinistas, que se enfrentaron a la ostentación de la Iglesia. Lógicamente la catedral sufrió severos daños, pero no fue nada en comparación a lo que vendría un siglo después.

En 1674 una gran tormenta azotó el norte de Europa cebándose especialmente con la ciudad de Utrecht. Tanto es así que los fuertes vientos derribaron la gran nave central de la catedral que unía el actual edificio con la torre, la Domtoren.

Las ruinas quedaron allí abandonadas durante 150 años hasta que allá por 1825 se decidió restaurar la iglesia, dando como resultado la plaza actual: el Domplein.

Y la historia no queda aquí, porque hay un dato muy curioso… Poco después del derrumbe, aquella zona de escombros se convirtió en un lugar de encuentro para los homosexuales. En aquel sitio encontraron cierta libertad y tranquilidad hasta que en 1730 comenzó en la ciudad una fuerte persecución que rápidamente se extendió al resto del país.

Según nos contaron en el freetour, que os recomendamos encarecidamente, este acontecimiento caló tan profundamente en la cultura del país que incluso sigue reflejado en ciertas expresiones de la lengua holandesa a día de hoy.

Ejemplos de ello son las expresiones malsonantes «Hij komt achter de Dom vandaan» que significa literalmente “viene de detrás del Dom” o ”Utrechtenaar” que hace alusión a la condición de homosexual.

Por todo ello la catedral de San Martín es uno de los sitios obligatorios que tenéis que ver en Utrecht.

4. Domunder

En la parte Norte de la plaza del Domplein se encuentra el Domunder, una especie de «museo» o visita arqueológica que os sumergirá en la historia de la ciudad descendiendo a su subsuelo.

Nada mejor que el Domunder para descubrir in situ el pasado romano y medieval de Utrecht bajo la plaza Domplein.

Quizás si vais un solo día a Utrecht no os de tiempo a verlo, por lo que si os interesa visitarlo os recomendamos ampliar un día más vuestra estancia en la ciudad.

5. Academiegebouw

En el otro extremo de la plaza encontramos la Academiegebouw, la fachada más famosa y llamativa de la Universidad de Utrecht. Os aseguramos que no pasa desapercibida. Esta fachada es otro de los puntos que debéis ver en Utrecht.

Este lugar es realmente importante para los Países Bajos porque fue allí, donde en 1579, se firmó la Unión de Utrecht. Documento que fue el germen para el nacimiento del estado holandés. O mejor dicho, neerlandés, ya que Holanda tan sólo era una provincia más dentro de las que formarían los Países Bajos. Sin embargo, al ser la más importante con diferencia, su nombre trascendió tanto que la mayoría de los hispanohablantes seguimos llamando Holanda a todo el país.

En la Unión de Utrecht todas las provincias de Países Bajos se comprometieron a unirse en su lucha frente al Estado español y a respetarse a nivel político y religioso. La unión de estas pequeñas provincias les permitió librar una guerra de forma organizada frente a España, la mayor potencia militar de la época. Una guerra que duró 80 años y que acabó con la independencia de las provincias aliadas. La victoria se materializó en la firma del Tratado de Utrecht que fue el origen de los Países Bajos.

De no haber sido por la Unión de Utrecht, quizás esta zona de Europa formaría parte de España actualmente, lo que podría dar para una serie de varias temporadas al estilo «The man in the high castle» 😉

6. El claustro de la catedral

El último punto que no os podéis perder en la Domplein es el claustro de la catedral, cuya entrada se sitúa junto a la puerta de la Universidad.

Un lugar muy tranquilo donde poder descansar un rato a la sombra de la historia.

Por cierto el acceso es libre y gratuito, así que no hay excusa para no pasarse por allí 5 minutos y disfrutar de un lugar que es un auténtico remanso de paz y tranquilidad.

7. La Biblioteca de Utrecht

Salimos ya de la plaza Domplein y nos dirigimos a un punto que no aparece en ninguna lista de sitios que visitar en Utrecht. El número 27 de la calle Drift, donde se encuentra la Utrecht Binnenstad (UBB), una biblioteca pública que nos encantó.

Se trata de una enorme biblioteca que constituye una excelente oportunidad de tomar un respiro y descansar un rato en un ambiente joven y estudiantil.

Además de millones de volúmenes de todo tipo y multitud de salas de estudio tienen incluso bicis que sirven de cargador de móviles! Y por si eso fuera poco, en la planta de abajo hay un piano abierto a cualquiera que quiera deleitar a los presentes tocando alguna pieza. Sin duda, esta biblioteca es un sitio curioso que ver en Utrecht.

8. El Mercadillo de Vredenburg

Los miércoles, viernes y sábados todo viajero tiene un lugar obligado que ver en Utrecht: el mercadillo Vredenburg, situado en la plaza homónima.

Se trata de un mercadillo de ropa, calzado y puestos de comida tradicional, entre los que encontramos pan, embutidos, pescados y quesos principalmente.

Lo mejor de todo es que algunas de las queserías tienen gran variedad de muestras gratuitas de degustación. Incluso a veces los propios tenderos se colocan en mitad de la multitud, queso y cuchillo en mano, a repartir lonchas a diestra y siniestra! Una auténtica maravilla para los amantes del queso como nosotros 🙂

Los puestos de pescado también son bastante curiosos porque venden tanto pescado fresco como frito al puro estilo fish and chips. Es curioso de ver pero no tanto de probar porque el olor a fritanga no era muy apetecible…

Será que estamos muy mal acostumbrados, pero donde se ponga una buena fritura andaluza que se quiten los rebozados holandeses… 😉

9.  «El Pensador» en la Plaza Neude

Junto a la biblioteca encontramos la famosa escultura de Barry Flanagan, «el pensador en la roca», una especie de hombre-conejo muy concentrado que recuerda sospechosamente a “El Pensador” de Rodin.

La escultura está hecha en bronce, mide 1,8 metros de altura, pesa 1.270 kg y por lo visto en su día fue muy controvertida en la ciudad. Actualmente es una curiosidad turística muy buscada por los visitantes. Sin duda una los puntos que hay que ver en Utrecht.

100% carne de Instagram! 🙂

10. La torre del agua

La Watertoren o torre del agua es un depósito que suministraba agua a la ciudad de Utrecht.

Básicamente se trata de un deposito en altura al que se elevaba el agua con un rudimentario sistema de bombeo y una vez allí, alimentaba todos los grifos de la ciudad gracias a la gravedad.

Este tipo de construcciones eran propias de ciudades muy planas donde no existen accidentes geográficos elevados que permitieran dar presión al sistema hidráulico de la ciudad.

Actualmente están en desuso gracias a la mejora en los sistemas de bombeo modernos, pero muchas de estas torres han quedado en pie por su valor arquitectónico e histórico.

11. Los molinos de Utrecht

Si queréis ver un auténtico molino de viento holandés estáis de enhorabuena porque podéis hacerlo sin salir de la ciudad! De hecho, son dos los molinos que podéis ver en Utrecht.

El Molen de Ster es un molino 100% auténtico construido en el año 1739. En la actualidad se encuentra completamente restaurado y reconvertido en cafetería. Un lugar genial para tomar algo en un lugar con mucha historia.

El Molen Rijn en Zon es el otro molino histórico de Utrecht y está más cerca del centro, muy próximo a la torre del agua. Actualmente alberga una carnicería y aunque sus aspas siguen girando impulsadas por el viento, hace tiempo que se encuentra fuera de funcionamiento.

12. Museumkwartier, el barrio de los museos que ver en Utrecht

El barrio de los museos es uno de los barrios que tienes que ver Utrecht si visitas la ciudad en un día.

Es una zona repleta de museos, casas medievales y patios maravillosos. Un lugar genial para perderte entre la tranquilidad de este famoso barrio de la ciudad.

13. Los canales de Utrecht

Los canales de Utrecht son uno de los principales reclamos que ver en Utrecht, responsables de gran parte del encanto de la ciudad. Además de su belleza tienen un dato curioso, y es que a diferencia de Ámsterdam, los canales de Utrecht tienen dos niveles.

La calle está en el superior pero es posible bajar al nivel del agua a través de múltiples puntos de acceso. Este nivel inferior fue usado en su día como muelle de descarga y almacenamiento de las mercancías transportadas por barco a través de los canales.

De hecho, fue durante el siglo XII cuando se comenzaron a excavar túneles desde las casas a los muelles, para facilitar la descarga de mercancías.

Actualmente estos bajos se encuentran repletos de restaurantes de todo tipo que resultan super románticos a la luz de las velas.

Si una vez allí, aún dudáis de qué ver en Utrecht, os recomendamos pensarlo mientras paseáis por el canal Oudegracht, que con casi 2 kms de longitud es para muchos el más romántico y bonito de la ciudad.

14. Castillo de Haar

Un poco más alejado del centro se encuentra el Castillo de Haar, que presume de ser la fortaleza más grande de los Países Bajos.

Aunque parezca un castillo medieval, en realidad es bastante moderno porque fue construido entre 1892 y 1912.

De hecho, podemos decir que es un «caprichito» del barón Etienne van Zuylen van Nijevelt, que decidió construirse una «casita» sobre los escombros del antiguo castillo derruido que allí se encontraba.

En los años 60 vivió su época de mayor esplendor, porque la familia Van Zuylen van Nijevelt lo usaba para recibir a personalidades internacionales de todo tipo como Brigitte Bardot, Coco Chanel, María Callas o Roger Moore.

Actualmente es explotado como atracción turística y se puede visitar por 18€. Os dejamos aquí el enlace a la web oficial por si tenéis tiempo y ganas de acercaros.

Por cierto, se puede ir desde la Estación Central de Utrecht tomando el bus numero 9 y se tarda unos 20 minutos.

Cómo llegar a Utrecht

Lo más común si visitamos los Países Bajos es alojarnos en Ámsterdam, aunque es igual de fácil llegar a Utrecht desde cualquier otra ciudad del país. En general el tren es el medio de transporte más utilizado porque es rápido, cómodo y no excesivamente caro, teniendo en cuenta los precios de Holanda. Además las frecuencias de paso son maravillosas y no estás más de 10 minutos en el andén sin que llegue un tren a tu destino.

Durante todo el día salen trenes en dirección Utrecht desde la estación Ámsterdam Zuid (22 min en total) y desde la estación central de Ámsterdam (27 min). El precio de un adulto ida y vuelta es de unos 18€.

También se puede ir a Utrecht en tren desde el Aeropuerto de Ámsterdam Schiphol, en un viaje que no sobrepasa los 20 minutos.

Por cierto, por cuestiones ecológicas la compañía de trenes cobra un recargo de 1€ por cada billete que imprimas en las máquinas de la estación. Así que si queréis ahorraros el suplemento lo mejor es que saquéis los billetes directamente desde la página oficial de la NS. La compañía de trenes local. El billete comprado por la WEB se descarga en formato de código BIDI que se escanea en los tornos para entrar y salir.

La página no es especialmente intuitiva y sólo está en holandés e inglés. Así que si no domináis ninguno de ambos idiomas es mejor usar el traductor automático de Google.

Finalmente un detalle a tener en cuenta, la WEB pide indicar un horario para el billete de ida y otro para la vuelta, pero al parecer es simplemente orientativo (dentro del mismo día) porque nosotros pusimos una hora aproximada y no tuvimos ningún problema ni a la ida ni a la vuelta.

Y hasta aquí nuestra visita exprés a Utrecht! Esperamos que os haya gustado y si os quedáis con ganas de más no os perdáis nuestras recomendaciones de viaje low cost a otras ciudades europeas como Roma o Budapest.

LAS MEJORES ACTIVIDADES PARA DESCUBRIR UTRECHT

Para entender a fondo la historia de Utrecht, que es super interesante, os recomendamos contratar alguno de los múltiples free tours que se ofrecen en la ciudad. Os dejamos aquí algunos de los que contratamos nosotros!

Además si reserváis desde estos enlaces estaréis colaborando en el mantenimiento de nuestra web sin que os cueste nada. Agradecemos todo vuestro apoyo 🙂

También te puede interesar: