RUTA DELS 7 GORGS

Llevábamos meses pensando en hacer la ruta dels 7 Gorgs, en castellano “las 7 cascadas”, pero por unas cosas o por otras no habíamos encontrado el tiempo suficiente. Ahora, con el fin de la cuarentena y la llegada del verano, nos hemos decidido a recorrer este desconocido rincón de Cataluña.

El paraje natural “dels 7 gorgs” está situado muy cerca de Campdevánol, un pequeño municipio que pertenece a la provincia de Girona y que se encuentra ubicado a unos 110 kilómetros de Barcelona, aproximadamente una hora y media en coche.

Los “gorgs” son una serie de cascadas formadas por el descenso del Torrent d’Estiula justo antes de su desembocadura en el río Merdàs. La fuerza del agua de estas cataratas y el paso del tiempo han formado unas pozas en las que podrás darte un buen chapuzón, eso sí, en un agua que está extremadamente fría. Por eso, os recomendamos realizar la ruta a final de la primavera o durante el verano ya que así podrás aprovechar el baño si no eres muy friolero 😊

La ruta es circular y muy simple, tiene poco desnivel y consta de 10 kilómetros aproximadamente. En cuanto al tiempo, nosotros comenzamos a las 11:30 am y terminamos sobre las 16:30h, eso sí, yendo muy tranquilos y remojándonos en todas las cascadas. Sin olvidar la parada técnica para comernos un buen bocata!

Como veis es una ruta asequible para todos los públicos y especialmente recomendable para ir con niños, porque se lo pasarán en grande!

¿QUÉ LLEVAR A LA EXCURSIÓN?

La indumentaria dependerá mucho de la época en la que visites los “gorgs”. Si vas en invierno la zona es muy fría, suele helar por las noches e incluso algunas cascadas pueden estar congeladas, por lo que unas buenas botas de trecking y ropa de abrigo son imprescindibles.

En cambio, si decides ir en verano, como hemos hecho nosotros, te recomendamos llevar calzado cómodo, pero con suela resistente y antideslizante, para evitar escurrirte con las piedras. Si no tienes unas sandalias de senderismo que se aten al tobillo, lo mejor es ponerte las peores zapatillas de deporte que tengas ya que tendrás que andar por terreno inundado en muchas ocasiones y acabarán llenándose de barro. Hazte a la idea de que tendrás todo el día los pies mojados 😊

Además, si vas en verano no olvides el bañador en casa. Aunque el agua esté helada, la belleza de las cataratas y el calor del ambiente te animarán a darte algún baño.

Por cierto! No olvides llevarte un buen bocadillo y una cantimplora grande de agua, ya que, a pesar de estar al lado del río, tan sólo hay una fuente, y se encuentra al final de toda la ruta. Allí podrás rellenar tu cantimplora para la vuelta.

¿CÓMO LLEGAR Y AHORRARTE EL PARKING?

Lo primero que debes saber es que el acceso a la zona “dels 7 Gorgs” se hace exclusivamente en coche. Que nosotros sepamos no hay posibilidad de acceder en autobús ni algún otro transporte público.

Por la C-17 llegamos desde Barcelona hasta Ripoll, desde donde nos desviaremos hacia el cercano pueblo de Campdevànol. Atravesamos el municipio y continuamos -durante tan sólo un kilómetro- por la carretera GI-401 en dirección a Gombren. Pronto encontrarás a mano derecha un polígono donde podrás aparcar el coche gratis y sin problemas de espacio. Podéis ver la ubicación de este Parking en el mapa que más abajo os mostramos.

Una vez hayáis aparcado, tenéis que cruzar la carretera que traíais y veréis un camino en la margen izquierda muy bien señalizado que os conducirá directos a la Font del Querol, comienzo de la ruta dels 7 Gorgs, situado a 10 minutos andando del aparcamiento.

El sendero comienza en una zona de barbacoas donde muchas personas deciden no hacer la ruta y quedarse haciendo un picnic en mitad del bosque. ¡Que no es mal plan! Lo anotamos para la próxima 😊

Pocos metros más adelante la ruta pasa junto al Camping Pirinenc tras el cual, a menos de 5 minutos, junto a un prado donde pastan plácidamente unas hermosas terneras, comienza un sendero asfaltado que nos conduce a la barrera y la caseta de entrada al paraje “dels 7 Gorgs”.

Hemos visto en la web del Ayuntamiento de Campdevànol que en el verano de 2019 esta caseta estaba abierta y se cobraba una tasa “eco” de 5€ por visitante. Sin embargo, nosotros fuimos el 24 de junio de 2020 y no había absolutamente nadie controlando el paso. De hecho, la caseta estaba cerrada, así que no tuvimos que pagar nada y nos salió gratis! 😊

Si además de la tasa “eco” de 5€ le sumamos el aparcamiento “oficial” que cuesta 10€ por coche y día, la visita al monte nos acaba saliendo por un pico… Todo un timo la verdad… Ya tenemos peajes hasta en la montaña!

LA RUTA POR LOS 7 GORGS

La ruta es sencilla y está muy bien señalizada, por lo que no tienes que preocuparte de seguir ningún mapa, al camino asciende por el borde del río y sólo se interna ligeramente para sortear algún pequeño montículo o roca.

Siguiendo las señales y las indicaciones de las líneas amarillas, que están pintadas sobre piedras y troncos, comienza a caminar y disfrutarás de las 7 cascadas que irás encontrando al camino. La primera de ellas se encuentra a menos de una hora de distancia del parking y el resto no están a más de 10 minutos una de la otra.

Cada “gorg” tiene un nombre propio y presenta una peculiaridad diferente, unas son más grandes, otras son más accesibles y algunas presentan mejores condiciones para el baño que otras. Si quieres saberlo todo, aquí os las detallamos una por una:

Gorg de la Cabana

Es la primera que encontramos y una de las que presentan mayor desnivel, quizás por este motivo es la que más nos impresionó, pero era solo el principio de lo que nos esperaba. Ya que cada cascada tiene un encanto particular y una vez llegas a la última es difícil quedarse con una.

La bajada a la poza es la más difícil de las siete. Se accede por un pequeño sendero muy empinado en algunas zonas que cuesta descender por el barro que se forma, especialmente en la parte inferior. Pero con un calzado apropiado no deberías tener gran dificultad. 

En cuanto al baño, no es la mejor de todas. Entendemos que estarás ansioso por probar el agua helada, pero te recomendamos que esperes un poco. La poza de esta primera cascada es poco profunda y tiene bastantes piedras ocultas, por lo que realmente no merece mucho la pena. Tendrás opciones mejores para pegarse un chapuzón.

Gorg de la Tosca

Esta cascada es la más accesible porque presenta poco desnivel. Sin embargo, en cuanto al baño, no es nada recomendable porque su ubicación es bastante sombría y presenta poco espacio para quedarse en la orilla. Así que, si ya de por sí el agua está congelada, podrás imaginarte que la ausencia de sol no ayuda mucho.

No obstante, esta cascada tiene algo bueno, es muy fotogénica! Presenta una piedra en el centro, donde poder sacar unas fotos excelentes con el salto de agua al fondo. Mira a ver qué te parece! 😊

Curiosamente en la parte superior de la cascada, situada a menos de 100 metros andando, el río forma un espacio abierto, soleado, de aguas cristalinas, tranquilas y de escasa profundidad que conforma un lugar excelente para pegarte el primer baño. Se trata de una zona fácilmente accesible, nada peligrosa y genial para estar con los niños! También es un buen lugar para hacer un picnic sobre las rocas de la orilla.

Gorg de l’Olla

Este gorg es uno de los más bonitos y es el primero que ofrece la posibilidad de lanzarse desde las rocas, ya que en la base de la cascada el río presenta bastante profundidad. QUE CONSTE QUE NO LO RECOMENDAMOS! Porque bajo el agua todo está lleno de rocas y te puede costar un disgusto grande… Aun así, es bastante tentador y por ello es muy probable que veas a gente aprovechando para hacer un poco de “balconing” 😊

La cascada tiene poca altura, pero presenta una base abierta, soleada y con profundidad, lo que hace que sea una de las mejores para bañarse. El punto negativo es que tampoco hay mucho espacio para dejar las toallas.

Gorg de la Bauma

Esta cascada es la que peor vimos puesto que la ruta marcada te conduce a la cabecera en lugar de a la base de la cascada, así que es la única que se ve desde arriba en lugar de verse desde abajo, con el peligro que ello implica. La explicación de ello es que su base es pequeña y de difícil acceso por lo que su acceso no está marcado en la ruta para evitar aglomeraciones.

La vegetación impide una vista clara de la cascada por lo que sinceramente es la que peor se ve de todas. Lo bueno es que esta zona superior es un enclave tranquilo donde podrás disfrutar para hacer una parada y recuperar fuerzas comiéndote un bocadillo o una pieza de fruta recién lavada en el agua del río.

Gorg del Forat

Este es el segundo gorg con peor acceso, como ya os comentamos antes, si llevas calzado apropiado no tendrás ningún problema. Se trata quizás de la cascada de menor desnivel y una de las que presenta peores condiciones para el baño puesto que se encuentra rodeada de vegetación y es muy sombría.

Puede que sea la que menos llama la atención de las 7, al menos, a nosotros fue la que menos nos gustó. Aun así, ofrece unas buenas instantáneas de este entorno natural.

Gorg del Petit Colomer

Es la segunda cascada más alta. Para nosotros, la más bonita y la que ofrece además mejores condiciones para el baño en plena montaña. Te aseguramos que este gorg con aguas cristalinas no te dejara indiferente.

Además, el río es muy profundo en la base de la cascada, lo que unido a su altura lo convierten en el mejor gorg para aquellos que buscan adrenalina a base de jugarse la vida… El día que estuvimos hubo un grupo de jóvenes que se lanzaron varias veces saliendo ilesos, contra todo pronóstico! 😊

Tenía pinta de ser divertido pero decidimos no imitarlos porque es EXTREMADAMENTE PELIGROSO. Un mal paso en mitad de la nada puede acabar en tragedia y no merece la pena.

Gorg del Colomer

Al ser el último y más espectacular, el Gorg del Colomer es el que está más abarrotado de gente. Con sus más de 10 metros de altura, es la cascada de mayor desnivel y la que presenta una mayor superficie de agua en su base. De hecho, es la mejor de todas para el baño porque tiene un acceso sencillo y alcanza una buena profundidad, lo que evita el riesgo de golpearte con alguna roca mientras nadas.

Aquí nos dimos el último chapuzón antes de poner rumbo al camino de vuelta.

Por cierto, en la zona de acceso a este gorg hay una caseta de madera donde venden refrescos, aunque estaba cerrada el día que fuimos. Justo al lado encontrarás la fuente que os comentamos al inicio del post, donde podrás rellenar tu cantimplora de agua fresca 100% mineral y natural! 😊 No lo olvides antes de emprender el camino de vuelta.

Desde este punto, que es el final de nuestra ruta, tenemos dos opciones: Deshacer el camino que traíamos, lo que tiene una duración de 1h 45 minutos, o volver por una pista forestal que desciende por la ladera de la montaña, una opción algo menos atractiva pero más rápida que la primera.

Teniendo en cuenta que ya habíamos tenido suficiente agua por ese día y que nuestros pies estaban arrugados como pasas, decidimos ponernos un calzado seco y optar por la segunda opción, que nos condujo a la Font del Querol, inicio de la excursión, en cuestión de una hora.

Si aún no conoces “Els 7 Gorgs” te animamos a coger el coche y venir a disfrutar de este maravilloso paraje natural.

Esperemos que os divirtáis con esta entretenida excursión tanto como lo hemos hecho nosotros! Si te has quedado con ganas de más naturaleza no te pierdas nuestro post por el Montseny.

MAPA DE LA RUTA

También te puede interesar: