El Archipiélago de la Maddalena es un conjunto de 7 islas situadas al nordeste de Cerdeña, frente a la Costa Esmeralda. Es una visita obligada para todos los que estéis por la zona, así que no os perdáis este post donde os contamos todo lo que hay que ver en la isla de La Maddalena en un día.

De las 7 islas, sólo 3 estás habitadas: La Maddalena, Caprera y Santo Stefano. Por suerte para nosotros la isla de La Maddalena y Caprera, que son las más grandes, están unidas entre sí por un puente. Esto permite ver ambas moviéndonos por tierra.

Playas de aguas cristalinas, naturaleza salvaje y pueblos con encanto nos esperan en este rincón paradisíaco del Mediterráneo. Si quieres descubrir la isla de La Maddalena en un día no te pierdas este post!

Cómo ver la isla de La Maddalena en un día

Hay tres maneras de ver la isla de La Maddalena en un día. La primera (que es la que nosotros elegimos) es viajando en ferry con tu propio vehículo, tal y como explicaremos en el siguiente punto.

La segunda es contratando una excursión en barco que recorre el archipiélago y hace paradas en las playas más encantadoras para que podáis bañaros y disfrutar al máximo de la experiencia. 

De esta segunda opción hay varias derivadas, dependiendo del tamaño del barco elegido, del tipo de ruta que se hace, de los puntos a visitar… Que varían ligeramente el precio, pero por regla general, pensad que el tour de un día completo sale por unos 60-70€ por persona.

Y la tercera opción para ver la isla de la Maddalena en un día es alquilando una lancha sin conductor. Sí efectivamente, alquilan lanchas sin carné al primero que pase por allí, algo bastante polémico pero que da mucho juego al turista.

De hecho, aunque La Maddalena está cerca de Palau, el resto del archipiélago está más alejado y con el montón de tráfico marítimo que hay por la zona da un poco de miedito meterse con una lancha de 3 metros allí en mitad sin tener ni idea. 

Como anécdota, contaros que el ferry tuvo que frenar y tocar la bocina en varias ocasiones, porque un grupo en lancha se cruzó justo por delante interrumpiendo la trayectoria.

En cualquier caso, yendo con prudencia puede ser una buena opción para grupos de amigos y familias, ya que por unos 300€ se puede alquilar una lancha todo el día e ir donde os de la gana! Seguramente la manera más versátil de ver la isla de La Maddalena en un día.

Cómo llegar en ferry a la isla de La Maddalena

Para poder ver la isla de La Maddalena en un día primero tenemos que llegar allí, algo que, como hemos comentado solo puede hacerse en barco. No hay otra manera.

Afortunadamente para turistas y lugareños, La Maddalena está muy bien comunicada con Cerdeña a través de un ferry que hace el trayecto Palau-La Maddalena. En verano, este ferry sale cada media hora o cada hora, dependiendo del momento del día y cubre la distancia en unos 15 minutos. Como veis, es un viaje corto y sencillo en el que podemos llevar nuestro coche, algo imprescindible para ver la isla de La Maddalena.

Os recomendamos echar un vistazo a los horarios en la web de la compañía, pero a parte de eso, os aconsejamos que no os preocupéis mucho por este viaje porque los barcos salen cada poco tiempo, así que no hay mucho problema con los horarios.

Nosotros llegamos al puerto de Palau sin haber mirado nada antes y vemos que hay un ferry que está a punto de salir… Obviamente no teníamos los billetes ni nada pero decidimos ir directos al embarque, donde un chico muy amable que hablaba perfecto español, nos indicó que no había problema. Nos hizo embarcar y nos dijo que pagáramos a la llegada. Eso sí, para asegurarse se quedó con mi DNI, que me devolvieron en la taquilla de La Maddalena una ver pagados los billetes.

El precio de ida y vuelta para dos adultos fue de unos 20€ a lo que sumamos el embarque de un coche tipo SUV que costaba otros 22€. Dependiendo del tamaño del vehículo los precios varían, pero por ahí andan… Entre 15 y 25€.

Como opinión personal nos pareció un poco caro para un viaje tan corto, pero bueno, aquí cada uno hace su particular agosto como puede. Es de imaginar que el resto del año, fuera de la temporada turística, las frecuencias se reducen mucho y tendrán los barcos medio parados.

Cómo ver la isla de La Maddalena en un día con tu coche

La isla de Maddalena, aún siendo la más grande del archipiélago, es bastante pequeñita. Mide tan sólo unos 4kms de ancho por 6kms de alto. Dimensiones que, aunque muy contenidas, hacen necesario disponer de algún tipo de vehículo para poder recorrerla. 

Además, La Maddalena está unida por un puente con la vecina isla de Caprera, aún más salvaje y espectacular que la anterior. Caprera es la segunda isla más grande del archipiélago y sólo puede accederse a ella a través de La Maddalena. Así que, una vez allí, la visita a Caprera es obligada y merece mucho la pena!

Por tanto, entre las dos islas, raro será que no hagáis 30-40 kilómetros de recorrido accidentado, de ahí nuestra recomendación de cruzar el coche en el ferry para poder ver la isla de La Maddalena en un día sin quedaros cortos de tiempo.

Hay quien prefiere hacer noche en la villa de La Maddalena, un pueblo con mucho encanto y muy ambientado en verano. La verdad es que es bonito y está bastante guay, pero al ser pequeño la oferta de alojamiento no es muy amplia y los precios están bastante disparados, por lo que si no reserváis con mucha antelación, puede que esta opción se os vaya bastante de presupuesto.

Pues bien, una vez tenemos claras todas las opciones disponibles pasamos a explicar lo que todos estáis esperando! Las playitas que hay que visitar en nuestra visita a la isla de la Maddalena de un día 🙂

Las mejores playas que ver en Caprera y la isla de La Maddalena en un día

Antes de todo vamos a daros una opinión personal, que no sirva de desmotivación, pero las playas de este archipiélago NO son las mejores de Cerdeña. Lamentamos arruinar ilusiones de una forma tan directa pero hemos visto mucho bulo por “Interné” que queremos desmitificar un poco. Tras haber dado muchas vueltas por toda la isla estamos plenamente convencidos de ello. Son bonitas, obviamente, como no podía ser de otra manera, pero aún así Cerdeña tiene sitios mejores. 

Y para muestra, mirad nuestro post sobre las playas de Cala Gonone a ver qué os parecen… Y si queréis playas premium de verdad, salvajes y sin masificación no os perdáis nuestro post sobre las mejores playas de Cerdeña.

Quizás fue porque las redes están llenas de publicidad del archipiélago de La Maddalena y fuimos con unas expectativas muy altas o quizás fue porque estaba todo demasiado masificado al ser pleno agosto, pero la realidad es que las playas de la zona nos defraudaron una “mihita”…

Aún así, os animamos a ir, porque es un sitio espectacular con unas playas muy chulas, que en otra época menos concurrida deben ser auténticos paraísos! Os contamos sin más dilación las que más nos gustaron.

Playa del Relitto, Caprera

Para nosotros la mejor playa de todas las que visitamos. Un punto obligado si visitáis la isla de La Maddalena. Se trata de una cala de unos 300 metros de ancho de arena blanca y aguas cristalinas donde yacen los restos de un naufragio datado en 1955. Su belleza es indiscutible pero su nivel de masificación también.

A pesar de haber unos accesos bastante malos, hay que recorrer un camino de tierra con baches y una carretera estrecha y con mil curvas, su fama atrae a miles de turistas, por lo que suele estar muy petada. De hecho, cuesta trabajo encontrar aparcamiento y a nosotros nos tocó aparcar a casi 20 minutos a pie. 

El aparcamiento es gratis, eso sí. Aunque también es verdad que más que un aparcamiento es un “sálvese quien pueda” dejando el coche en el primer ancho del camino que veas disponible.

En resumen, es una playa espectacular con un acceso complicado y el gran inconveniente de estar muy masificada en verano. 

Playa de due Mari, Caprera

Cerca de la anterior se encuentra la playa de due Mari, no tan espectacular como la playa Relitto pero igualmente bonita y en un enclave único. 

Desafortunadamente, el día que fuimos la orilla estaba llena de posidona pudriéndose, proceso que, aunque 100% natural, no es agradable a la vista ni al olfato. Así que nos fuimos por donde habíamos venido sin poder disfrutar de este bonito rincón de Caprera.

Estos procesos suelen depender de la época del año y las corrientes, así que suponemos que no tuvimos mucha suerte en este caso, otra vez será… 🙂 

Cala Brigantina, Caprera

La Cala Brigantina es una de las calas más salvajes y espectaculares de la isla de Caprera a la que se accede por un sendero de rocas de unos 20 minutos de duración. Así que es importante ir con agua y calzado adecuado. Al encontrarse en un entorno protegido el acceso está limitado y es necesario reservar plaza antes de ir porque hay un aforo de 60 personas, algo que no sabíamos. Así que nos quedamos sin poder entrar… ¿Somos tontísimos? La respuesta es SÍ.

En cualquier caso, estuvimos mirando y el sistema de reserva no está muy claro, al parecer no hay una web habilitada por lo que la reserva del sitio (que cuesta 3€ por persona) se deben hacer contactando directamente con los guías locales de los que tampoco encontramos contacto publicado. Si queréis visitar la isla de La Maddalena en un día, lo mejor sería acudir con antelación suficiente a alguna oficina de turismo de la zona (por ejemplo en Palau) para intentar reservar desde allí y así no encontraros en nuestra misma situación.

El caso es que nos quedamos con las ganas de verla, porque tiene muy buena pinta! Más aún con un aforo tan limitado. En fin, la dejamos marcada para la próxima vez 😉

Cala Spalmatore, La Maddalena

Se trata de una pequeña cala situada en la parte nordeste de La Maddalena junto a la carretera que recorre la isla. La bahía tiene un pequeño muelle por lo que hay cierto tránsito de embarcaciones. Aunque está bien, el fondo combina arena y roca y el agua no estaba tan limpia como en otras playas de la zona. Por eso, nuestra recomendación es no perder el tiempo aquí, porque hay muchos lugares mejores que ver en Cerdeña.

De hecho, si os interesa hacer una parada en esta zona, os recomendamos continuar unos metros más por la carretera y bajar a la playa del Costone, donde suele haber menos gente y un agua mucho más cristalina.

Además al estar en un recodo natural está bastante protegida del viento, lo que es de agradecer en esta zona.

Playa Monti d’à Rena, La Maddalena

Esta playa es una visita obligada de vuestro recorrido por la isla de La Maddalena de un día. En el norte de la isla encontramos esta magnífica playa con una buena extensión de arena donde poder clavar la sombrilla y relajarnos un buen rato. 

La seña de identidad de esta playa es una duna que avanza monte arriba en el flanco derecho de la cala. Recuerda un poco a las dunas móviles de Bolonia, en Cádiz, pero mucho más pequeña.

La calidad del agua es excelente, como en la mayoría de las playas de la zona y el entorno espectacular. Además hay un amplio aparcamiento gratuito donde se puede dejar el coche sin mucho problema, sobre todo si llegáis a partir de las 17:00.

El único problema es que suele ser una zona muy ventosa, por lo que si pilláis un día de viento fuerte, algo que es habitual, se puede hacer algo incómodo lidiar con la sombrilla.

Il Belvedere. Punto Panorámico, La Maddalena

Este último lugar de interés no es una playa, pero es una grata sorpresa que os encontraréis si recorréis la carretera SP114, que une de playa en playa la villa de La Maddalena con el norte de la isla. Antes de llegar a la Cala de los Franceses en sentido Norte se encuentra este pequeño bar «Panorámic il Belvedere» situado en lo alto de un gran acantilado, ofreciendo unas vistas espectaculares del resto de las islas del archipiélago e incluso de Córcega.

Sin duda os recomendamos parar allí al caer la tarde para ver la puesta de sol porque es alucinante! Además los precios de las bebidas son relativamente razonables, por lo que podéis tomar algo sin miedo a ser desangrados. Hay sablazo, lógicamente, pero soportable y razonable teniendo en cuenta el entorno. Cerveza a 4€ y refrescos alrededor de 3€. 

Para nosotros, una parada obligada si visitáis la isla de la Maddalena en un día.

El pueblo de La Maddalena

Después de todo el día nos queda la noche para descubrir el pintoresco pueblo de La Maddalena, una antigua villa pesquera con mucho encanto.

La mejor recomendación que os podemos dar para visitar La Maddalena es que os perdáis por sus calles repletas de restaurantes y turistas y disfrutéis del ambiente relajado del lugar. Al caer la noche el pueblo es un auténtico hervidero de gente por todos lados. Restaurantes llenos y heladerías con colas de 20 personas es la tónica habitual.

Al ser tan turístico, la oferta de hostelería y restauración es bastante cara en general. Pero nosotros encontramos una pizzería de take away (aunque tenía mesas para comer dentro) que nos gustó bastante y fue bastante barata. Si os interesa descubrir éste y otros restaurantes similares, no os perdáis nuestro post para comer barato en Cerdeña.

Después de 2 o 3 horitas paseando y descubriendo el pueblo de La Maddalena sobre las 11:00 decidimos poner punto y final a nuestra visita a la isla de La Maddalena de un día. Así que cogimos el coche y nos dirigimos al ferry que nos llevaría de vuelta a Palau. Se hacía tarde y la frecuencia de barcos disminuye a medida que avanza la noche, por lo que era el momento de volver a Cerdeña donde nos esperaba una bonita noche de tormenta en el camping Arzachena, con inundaciones y árboles caídos incluidos, pero esa historia la dejaremos ya para otro día… 😉 

ACTIVIDADES EN LA MADDALENA

Hasta aquí nuestra guía para visitar la isla de La Maddalena en un día. Si os ha gustado, os dejamos a continuación varios post que os resultarán súper útiles para organizar vuestra visita a Cerdeña!

  1. Las mejores playas de la costa Oeste de Cerdeña
  2. Las mejores playas de la costa Este de Cerdeña
  3. Tour por las playas vírgenes de Cala Gonone. Golfo de Orosei
  4. Lista de restaurantes donde comer bien y barato en Cerdeña
  5. Acampada libre en Cerdeña

Además os proponemos varias actividades increíbles para aprovechar al máximo vuestros días en la Costa Esmeralda. Una manera especial de descubrir esta joya de Cerdeña.

Sólo con entrar a echar un vistazo estaréis colaborando en el mantenimiento de nuestra web sin que os cueste nada. Agradecemos todo vuestro apoyo 🙂

También te puede interesar: