BARES DE BARCELONA

En este post queremos salirnos de la típica descripción de Barcelona. Todos sabemos de la Sagrada Familia,  Liceo, Font Mágica de Montjuic  y de aquellos monumentos y puntos turísticos de interés, pero ¿y de los mejores bares de Barcelona?

Existen miles de blogs y páginas WEB que ya han hablado largo y tendido sobre los lugares monumentales. Lo que haremos en este post es intentar descubrir esos lugares secretos que son desconocidos incluso para los propios vecinos de la ciudad.

Y SÍ, por «lugares» nos referimos a BARES! 🙂

Para que os hagáis una idea de los precios de esta maravillosa ciudad, os empezamos mostrando el gasto aproximado de tres días comiendo y bebiendo sin parar en la ciudad condal, Barcelona.

1.- Los precios indicados corresponden al total gastado por persona durante tres días (3 noches).
2.-*No se incluye el presupuesto de viaje ya que vivimos en Barcelona, pero normalmente los vuelos suelen ser muy baratos desde cualquier parte de Europa.
3.-** No incluimos el precio de «una Tirada», porque aquí no existe ese concepto. Se come de platos principales en lugar de tapas y pintxos.

Lo primero que haremos será memorizar la regla número uno de la selección de restaurantes:

Nunca, bajo ningún concepto, entres a un local que ofrezca paella, pizzas, hamburguesas, pasta, tapas y «spanish food».

Si ves eso, HUYE. Te aseguramos que de esos hay muchos en la zona centro de Barcelona. De hecho Las Ramblas y la zona del Puerto están plagadas. Mucho cuidado cuando andes por allí, es un campo minado! 🙂

Aún así, todavía pueden encontrarse bares míticos donde comer y beber con calidad a precios razonables. Hay que tener en cuenta que, en general en Barcelona no hay nada barato, pero aún así hay precios y precios…

Si seguís leyendo descubriréis algunos lugares de donde saldréis muy satisfechos sin tener que perder un riñón e hipotecar el segundo, además para que sean más fáciles de ubicar os los hemos dividido por barrios.

¿Quién se apunta a dar una vuelta por los mejores bares LOW COST de Barcelona?

Bares en San Antoni

Empecemos la ruta por la zona centro, el centro neurálgico de bares, restaurantes y ocio de Barcelona. En la zona de El Raval, concretamente en la calle Joaquín Costa, hay un local llamado Bismilla Kebap. Como intuiréis por el nombre, se trata de un restaurante de comida árabe, pero os aseguramos que no es el típico kebab al que todos estamos acostumbrados.

En este local la calidad de sus productos es indiscutible. La carne cortada a cuchillo y el pan recién hecho en un horno especial donde la masa se pega a las paredes hasta estar bien cocida y lista para su consumo, dotan a este kebab de un sabor que no encontrarás en ningún otro lugar.

Además el ambiente bullicioso y su clientela principalmente de origen árabe te transportan mentalmente a Medio Oriente. Para colmo, los precios son realmente económicos, kebab más bebida (ojo porque no sirven alcohol) suele salir por unos 6€. Una buena experiencia por un precio de risa en pleno centro de Barcelona!

¿Quién dijo que no era posible?

Otro lugar muy recomendable, justo al finalizar la calle Joaquín Costa con Avenida Sant Antoni es la Fábrica de Cerveza Moritz de Barcelona. Una especie de bar-museo donde poder degustar distintas variedades de cerveza fabricadas in-situ, junto a algo de picar por un precio que sin ser económico, tampoco es prohibitivo. Puedes picar algo por unos 10€ por persona, aunque no os recomendamos ir más allá de una picada.

Como curiosidad, la cerveza Moritz es la más antigua de Barcelona, data del 1856 y su sabor es ligero, fresco, afrutado y no especialmente amargo. Una cerveza ligera propia de la zona Mediterránea.

Siguiendo hacia el barrio de Sant Antoni, encontramos la Bodega d’en Rafel, una antigua bodega para la que no ha pasado el tiempo. Regentada por tres familiares constituye un bullicioso lugar que es perfecto para probar los sabores típicos del tapeo barcelonés.

Lacón recién cortado, bravas y, sobre todo, las bombas de la casa (una especie de croquetas gigantes de carne y patata), son nuestros platos preferidos! Es todo lo contrario a un restaurante fino, pero con todo el sabor de la tradición!

Los precios son bastante ajustados, las cervezas a menos de 2€ y los platos alrededor de 7 u 8 euros te permitirán salir realmente contento por unos 15€ por cabeza!

Por este barrio hay muchos otros bares y restaurantes que bien merece la pena visitar, como la Pulpería A Gudiña o el Bar Calders, entre otros, que ofrecen buena calidad y servicio atento por unos precios razonables.

Bares en el Barrio del Paralel·l

Cruzando el Pararel·l encontramos una de las calles más sorprendentes de Barcelona y que cada vez es más conocida por los viajeros, nos referimos a Carrer Blai.

Se trata de una calle peatonal repleta de bares de pintxos al más puro «estilo vasco». Barras repletas de bandejas con infinidad de elaboraciones distintas causarán un éxtasis de colores, sabores y olores que deleitarán a tus sentidos!

La forma de proceder es sencilla, al acercarte a la barra te toman nota de la bebida y te ofrecen un plato para que tú mismo selecciones los pinchos que vas a comer. Se llaman «pinchos» porque la comida suele venir pinchada en un pequeño palito.

Una vez escogidos y degustados se entrega el plato con los palitos encima para que el camarero pueda contar y cobrar lo consumido.

Los precios suelen ser populares, aunque desafortunadamente cada vez lo son menos… Las copas de cerveza salen a unos 2.20€ y los pinchos entre 1,5€ y 2€, incluso hay lugares como el Zodiaco donde aún se encuentran pinchos a euro!

De Carrer Blai os recomendamos especialmente las patatas bravas del bar La Tiza, una verdadera delicia, con una espuma de ali-oli que te volverá loco. Salen por unos 5€ el platito.

La Tasqueta de Blai es uno de los locales con los pinchos más elaborados y sabrosos de toda la calle, aunque es ligeramente más cara que otros locales de la zona creemos que lo merece. La tirada te sale por unos 4,50€.

Otros bares como el Pincho J, el Zodiaco, la Taberna Blai Tonight o la Esquinita de Blai son otras buenas opciones que no te puedes perder si pasas una noche en esta animada calle! Los precios andan entre 3 y 4€ la tirada, por lo que no hay excusa para dejar de entrar en algunos de los mejores bares de pinchos de Barcelona.

Esta zona tiene muy buen ambiente casi todo el año, pero brilla especialmente en verano, cuando sus terrazas se ponen a rebosar de turistas y locales.

En dos calles perpendiculares a Carrer Blai hay dos locales que nos gustan especialmente y que tienen precios muy ajustados.

El primero es La Chana, un bar muy pequeño al puro estilo freiduría sureña regentada por dos chicas andaluzas con mucho arte. Sin duda se trata de un lugar que merece la pena de verdad si queréis degustar un buen «pescaíto frito» al estilo gaditano. Sirven boquerones fritos, calamares a la andaluza, puntillitas y otras delicias del mar en cartuchos de papel que salen por unos 5€. Un buen lugar para tomar una caña con unas tapas que te sorprenderán.

El segundo negocio es la cafetería Cactus Café, que tiene unas tartas caseras deliciosas: Carrot cake, red velvet o tarta de queso son sus especialidades.

Una excelente opción para acabar nuestra ruta de pinchos con un toque dulce en la boca 🙂

Bares en el Barrio el Born

En el Born, barrio turístico donde los haya, también hay buenos bares donde se puede parar a tomar algo en un ambiente alejado del turismo que abarrota esta zona de la ciudad.  Uno de ellos es La Tasca el Corral, en Carrer de la Mercé, una taberna centenaria con un menú basado en embutidos y quesos.

Además de que los chicos que la regentan son muy simpáticos, otro punto a su favor, también pueden presumir de servir uno de los mejores vermuts de la zona, lo que convierten a esta tasca en una parada obligada! La botella de vermut sale por unos 8€ y los platos de embutidos y quesos por unos 8 o 10€.

Unos metros más adelante, en la misma calle, encontramos varios locales nocturnos pequeños y curiosos, como Can Pumuki o «Sor Rita Bar» (véase el doble sentido). Un local con un corazón gigante sobre la entrada hecho de cabezas de muñecas Barbies. No hay más preguntas señoría!

Avanzando hacia el parque de La Ciudadela hay otro par de lugares que merece la pena señalar, el primero de ellos es «El Xampanyet». Un pequeño y tremendamente bullicioso local donde las botellas de cava se venden enteras junto a pequeños platitos de chorizo, morcilla y butifarra a la plancha.

Comer allí se convierte en una experiencia bastante curiosa porque, además de no haber mesas ni nada parecido, siempre está «petado» y todo el mundo de amontona de pie alrededor de la barra. Los precios son económicos: la botella sale a 7€ y los platitos alrededor de 5€.

El segundo restaurante es una hamburguesería llamada «Pim Pam Burguer» cuyas patatas fritas no tienen comparación y el sabor de sus hamburguesas es delicioso. Tiene zona de restaurante y de fast food, por lo que tú eliges! Por 10€ comes y bebes hasta reventar por lo que debe ser incluido en nuestra lista de bares LOW COST de BCN.

Bares en La Playa de la Barceloneta

Esta zona enfocada 100% al turismo es el barrio con mayor porcentaje de apartamentos vacacionales de la ciudad.

A nivel gastronómico diferenciamos dos zonas en el barrio, por un lado la zona periférica, es decir, toda la parte que bordea al antiguo pueblo pesquero de La Barceloneta y, por otra las calles interiores. La primera está llena de restaurantes de «hacemos de todo», así que es buen momento de recordar la regla nº1 Y HUIR! 🙂

Sin embargo, en la zona interior del barrio podemos encontrar buenos bares típicos de Barcelona, donde disfrutar de unos exquisitos bocados de tradición en locales con solera.

Entre ellos encontramos el mítico Can Maño, un local de pescado frito que hará las delicias del visitante. El bar es bastante pequeño, cierran los domingos y el resto de días festivos hay cola en la puerta, por lo que os recomendamos ir entre semana, porque si no lo tendrás difícil. Presenta gran variedad de pescados y comidas marineras por unos precios que rondan los 7-8 euros el plato.

Otro buen restaurante es la Taberna Iberia, que recuerda a un chiringuito de playa, pescado frito y algunos platos de cocina catalana son sus especialidades. El guiso de faves a la catalana está a otro nivel! Y los precios igualmente espectaculares 🙂

Otro par de bares que merece la pena visitar son el bar Jai-Ca, con sus imprescindibles patatas Jai-Ca, unas bravas con una salsa propia deliciosa o sus bombas de carne, y el bar Electricitat un bar-bodega poco frecuentado por los turistas que te transportará 70 años atrás. Para nosotros es uno de los mejores bares de la zona en Barcelona. Eso sí, es un sitio más bien de picoteo y además es un poco más caro que el resto, la botella de vermut sale por 12€.

Para cerrar la ruta gastronómica por este barrio pesquero os hablamos de la Cervecería Vaso de Oro, un bar fino, y un poco caro, pero realmente recomendable. Cerveza artesana y platos de calidad, como solomillo con foie o lomo de atún rojo fresco son sus mayores atractivos.

Una cervecería con más de 50 años de historia donde se come y bebe de pie y que no te dejará mal sabor de boca. Eso sí, cervezas a casi 4€ y platos a 20€, así que cuidado con venirse arriba pidiendo porque la cuenta sube rápido. Es difícil salir comido de allí por menos de 30€ por persona.

Bares en el Poblenou de Barcelona

Contigua a la playa de la Nova Icària, se encuentra la playa del Bogatell donde desemboca la Rambla del Poblenou, apuntaos ese nombre porque es interesante.

Se trata de un gran paseo peatonal lleno de bares con terrazas a ambos lados que constituye una excelente zona en Barcelona para comer a 5 minutos de la playa. La variedad es grande, desde franquicias hasta restaurantes y pequeños bares.

Aquí nuestro preferido es «La Tertulia» tanto para tapear en su terraza como para degustar su maravillosa fideuá de marisco. No es muy fino pero tampoco es un antro y sus precios son realmente buenos, puedes salir muy satisfecho por menos de 20€ por persona, lo que se agradece y es difícil de encontrar en una localización a 10 minutos de la playa.

El segundo bar que no os podéis perder en este barrio es «La Pubilla del Taulat» una pequeña freiduría de pescado. Sirven tapas caseras y cerveza fría en pleno corazón del Poblenou y está regentado por dos chicos muy simpáticos. Ofrece sabores puros y deliciosos, aunque según lo que pidas, pica un poco al bolsillo, por ejemplo las bombas salen por 4€ y la ración de pulpo ronda los 18€. Aún así la recomendamos porque su calidad es sin duda su punto fuerte.

Bares en El Clot de Barcelona

La zona de la Torre Agbar, el mítico «edificio supositorio» que sale en todas las fotos del skyline de Barcelona, tiene a sus pies uno de los bares que pone la mejor ensaladilla rusa que hemos probado en Barcelona, llamado «La Oliveta». Lo descubrimos de casualidad y fue un gran acierto!

Subiendo en dirección Av. Meridiana entramos en el barrio del Clot, un barrio histórico de Barcelona donde la oferta de bares es amplia y variada.

En Carrer del Clot, existen multitud de bares entre los que vamos a destacar uno muy curioso, nosotros lo llamamos «La Charcutería» pero en realidad no tiene nombre, al menos que nosotros o Google Maps sepamos… 🙂  

Se trata de una tienda de quesos y embutidos cuyos dueños convierten en bar las noches de los jueves! Ofrecen tanto productos recién cortados de su propia tienda, como pequeños pinchos que elaboran en una cocina interior. Ningún lujo pero buen ambiente y gran sabor caracterizan a este curioso lugar. Además los precios de todo a EURO harán que no tengas que preocuparte mucho por la cuenta!

Justo enfrente pero cruzando Meridiana, en Carrer d’Aragó se encuentra Bodega Carol un bar-bodega con mucha solera que merece reseña aparte.

Bares en La Sagrera Barcelona

Subiendo Meridiana nos vamos alejando de la zona más conocida de la ciudad, pero seguimos encontrando locales que merece la pena visitar!

El Bar la Gamba, con sus frituras de pescado y Valentino’s con su variedad de deliciosas croquetas son dos puntos de parada obligatorios en Plaza Maragall. Buenos precios, calidad y atención definen a estos pequeños bares-restaurantes de barrio. Además tienen unos precios muy populares que te permiten comer o cenar por menos de 15€.

Cerca de allí, en Carrer Garcilaso, se encuentra Toca Teca Barcelona, un bar de tapas más «gourmet» que, aún teniendo un precio más elevado, no es para nada desproporcionado si tenemos en cuenta la calidad y el nivel de elaboración que ofrece, las miniburguers por unos 4€ están a otro nivel!

Pocos metros más adelante, en Carrer Felip II encontramos también buenas opciones de bares tradicionales de barrio como Can Pere Tapas, con sus deliciosas bravas y sus precios populares.

Al final de esta calle, a unos 300 metros, llegamos a la Plaza del Virrei Amat, una plaza-parque rodeada de bares, entre los que destaca La Cholita, otro bar gourmet al que acude gente de toda Barcelona pero que aún no es muy conocido para el público en general y, menos aún, para el turismo. Los precios son algo más elevados que los de sus vecinos, pero propios de este tipo de locales que anteponen la calidad y elaboración.

El segundo bar que recomendamos es la Bodega Echa Payá, una vermutería regentada por un andaluz con mucha guasa que merece una reseña aparte. Vermut por 1,50€ y platos de embutidos y quesos de calidad por unos 6€ son su carta de presentación. Además tiene una terracita perfecta para el buen tiempo!


En la misma manzana, pero en la calle Fabra i Puig está el BocaBocaBcn, un bar de barrio con buen ambiente que, sin ofrecer mucha calidad, es una buena opción para tomar unas cervezas y tapas con amigos por unos precios de risa.

Si no te acaba de convencer, tienes otra opción calle arriba que no te defraudará, La Esquinica. Un bar «maño» mítico donde los haya (para quien no lo sepa, los «maños» son aquellas personas de origen aragonés, región que hace frontera por el Oeste con Cataluña). Rara es la vez que vas y no hay cola, aunque no te preocupes, es local grande con terraza por lo que el turno avanza con rapidez!

Es un bar histórico y querido en el barrio, cuya carta de platos y pequeñas tapas no tiene fin. Desde pescado fresco hasta carnes, sin olvidar las típicas bravas. Su carta tiene de todo y a unos precios muy razonables. Por 15€ por persona es fácil comer y beber sin preocupaciones. Su clientela y sus años de historia le avalan.

Y para el que prefiera la comida más «americana» justo enfrente hay una hamburguesería llamada «Timesburguer» una franquicia «made in Bcn» que tiene una de las mejores hamburguesas y patatas fritas que puedes comer en la ciudad. Las hamburguesas salen por unos 10-12€ y las patatas alrededor de 4€.

BARRIO HORTA

Para terminar la visita por la zona debemos seguir subiendo Fabra i Puig hasta llegar al barrio de Horta, situado a la izquierda de esta avenida. En este barrio encontrarás bares y restaurantes buenos, bonitos y baratos!

Uno de ellos es Can Xus, un restaurante tipo masía, que con una decoración rústica que recuerda a una antigua casa de labranza, te transporta automáticamente a mitad de la naturaleza. Un buen sitio para degustar una buena calçotada sin tener que salir de Barcelona! Además no exageramos si decimos que ponen, quizá, unos de los mejores canelones de carne que hayamos probado nunca! Un restaurante de mesa y mantel que te saldrá por unos 25€ por comensal.

Otro mítico bar de Barcelona es el Quimet d’Horta, una antigua taberna decorada con botellas en miniatura por las paredes y famosa por sus bocadillos, se encuentra en la Plaza d’Eivissa y es otro de los lugares donde cuesta encontrar sitio, especialmente en su soleada terraza.

Para finalizar, en este barrio se encuentran dos de las vermuterías que más nos gustan de Barcelona, Casa Leto y Bodega Massana, si quieres alucinar con estos dos locales no dejes de visitarlos. Una amplia variedad de platitos de comida, buenas conservas y un vermut delicioso son la seña de identidad de estas dos tabernas. Además, el vermut ronda el euro y medio y los platos 3 o 4€ por lo que son unos auténticos LOW COST! Por cierto, no dejes de probar los bocadillos en pan de coca de Bodega Massana, os aseguramos que están increíbles! 🙂

BARRIO GRACIA

Este barrio compuesto por estrechas calles, muchas de ellas semipeatonales, se encuentra completamente repleto de bares y restaurantes de todos los estilos, donde prima la gastronomía gourmet y multicultural, con variedad de sabores del mundo, desde comida japonesa, china, tailandesa hasta locales especializados en sabores sirios, venezolanos o mejicanos. Sin duda la oferta es impresionante.

Por unos 10€ recomiendamos probar las ricas arepas venezolanas del Rabipelao, acompañadas de un deliciso cóctel elaborado al instante. Otra buena opción es el Ventuno, un local de comida gourmet que fusiona sabores italianos y españoles con un resultado espectacular! Además este último suele tener descuento en El Tenedor por lo que no olvidéis comprobarlo antes de ir!

Y si lo que buscas son sitios tradicionales, puedes acudir al Gatamala, donde sirven pequeñas tapas gratis con cada consumición, al puro estilo Sur de España! La tirada sale por unos 2,50€. Algo casi imposible de encontrar en Barcelona, o a la vermutería del Tano, una bodega tradicional para abrir boca antes de comer.

BARRIO SANTS

Y para finalizar nuestra particular ruta gastronómica nos desplazaremos al barrio de Sants, famoso por albergar la estación de tren más importante de Barcelona, es también es un centro de ocio y actividad gastronómica de interés.

Toda la zona peatonal de Plaça d’Osca está repleta de bares y restaurantes con terrazas donde disfrutar de las tardes de verano. Nosotros no le vemos gran calidad gastronómica pero al ser peatonal es un buen lugar para tomar unas cervezas sin las molestias del tráfico.

Al otro lado del Passeig de Sant Antoni encontramos el Celler del Nou Priorat, una fina bodega con amplia carta de vinos y un rico picoteo, en su contra hay que decir que es un poco cara y pica al bolsillo, especialmente si lo comparamos con otras opciones comentadas en este post mucho más económicas y que nada tiene que envidiar a este local.

Sin embargo, el restaurante más original de la zona y que merece ser visitado es el Addis Abeba, un local de comida etíope donde no existen los cubiertos 🙂 De hecho, se come con las manos sentados en grupo alrededor de pequeñas mesas siguiendo la tradición de dicho país, una experiencia realmente interesante y llena de color y sabor por un precio que ronda los 20€ por persona.

Con este etíope finaliza la ruta por los mejores lugares, no monumentales, aunque algunos bien merecerían un momento, que recomendamos visitar en Barcelona.

Esperamos que hayáis disfrutado por este viaje de los sentidos tanto como nosotros y que pronto podáis vivirlo en primera persona! Si os ha gustado no os perdáis nuestro post sobre la cercana ciudad de Girona.

También te puede interesar: