DESCUBRE SANTORINI EN 3 DÍAS

La Isla de Santorini ofrece al viajero infinidad de posibilidades. De hecho, se trata de un destino que ofrece lujo en estado puro y precios prohibitivos para la mayoría de los mortales.

No obstante, también existen maneras LOW COST de descubrir esta maravillosa isla y disfrutar de las mejores puestas de sol que hayas visto jamás.

A continuación os mostramos el presupuesto que gastamos recorriendo Santorini durante 3 días, suficientes para explorar cada rincón de esta pequeña isla mediterránea.

1.- Los precios indicados corresponden al total gastado por persona durante 3 días.
2.- El precio del avión corresponde al trayecto de ida y vuelta Barcelona-Santorini.
3.- La opción Low Cost implica comprar algunos alimentos en el supermercado.
4.- El precio del vehículo es de un «quad» + combustible durante 3 días.

Santorini es un archipiélago conformado por una serie de islas que son los territorios supervivientes de una de las mayores erupciones volcánicas de la prehistoria reciente.

La enorme erupción provocó el hundimiento de la caldera central, quedando ésta sumergida en mitad del mar Egeo y rodeada por los territorios emergidos que conforman las islas de Santorini y Thirasia, así como varios islotes deshabitados.

La explosión fue de tal calibre que generó un maremoto que asoló el Mediterráneo Oriental, afectando gravemente a los habitantes de la cercana isla de Creta, situada a 110 kilómetros al Sur y que será la próxima parada de nuestro viaje por Grecia.

De las más de 200 islas habitadas que conforman las Islas Griegas decidimos volar directamente a Santorini por ser una de las más bellas y pintorescas del país.

Os avisamos de que es tremendamente turística, especialmente en verano, momento en que miles de viajeros acuden a disfrutar de esta isla, famosa por los espectaculares atardeceres que pueden contemplarse desde el borde de cualquiera de sus acantilados.

En cuanto al tiempo, no os recomendamos una estancia superior a 3 días, ya que la isla es pequeñita, se recorre fácilmente y es tiempo de sobra para disfrutar de los principales atractivos que te ofrece este rincón del Mediterráneo.

CÓMO MOVERSE POR LA ISLA

Nada más salir del aeropuerto, nos resultó curioso ver que casi el único tipo de vehículos que circula por la isla son cuadriciclos, los famosos «quad» para los amigos, un vehículo que se hizo muy popular en España a principio de los 2000 y de los que hoy día no queda ni uno.

Así que, llenos de intriga, nada más dejar las maletas en el hotel, lo primero que hicimos fue acudir a una empresa de alquiler de vehículos de donde salimos montados en uno de ellos! Un bicho 100% inseguro, pero realmente divertido teniendo en cuenta que no alcanzaba más de 40kms/hora.

Hay que tener en cuenta que con los carnets de conducir europeos, en Grecia no está permitido pilotar un vehículo de dos ruedas, por muy baja que sea su cilindrada. Nos puede parecer absurdo teniendo en cuenta la normativa de nuestro país, pero es lo que hay.

Con el carné de coche solo podrás alquilar vehículos de cuatro ruedas, lo que resuelve el misterio de por qué la mayoría de la gente alquilaba «quads», teniendo en cuenta que son bastante más económicos que alquilar un coche normal y corriente 🙂 Y más fáciles de aparcar!

Nosotros lo alquilamos en un «rent a car» situado en 25th March street, Santorini Fira, una empresa familiar de apariencia inicial un tanto «extraña» pero que resultó ser fiable aunque Google Maps no opine lo mismo 🙂 al menos nosotros no tuvimos ningún problema con ellos. Además era la más barata de cuantas estuvimos comparando por la zona. El alquiler de 3 días nos salió por unos 90€, precio que conseguimos tras rebajar 40€ a la cuantía inicial después de regatear un rato con ellos.

Consejo de calidad: Es importante que sepáis que el regateo es relativamente habitual en determinados negocios de alquiler de la isla, por lo que al menos os recomendamos intentarlo!

Una vez motorizados con un vehículo inestable, sin potencia y con una escupidera por casco sobre la cabeza, comenzamos a recorrer la isla de cabo a rabo!

LOS MEJORES ATARDECERES DEL MUNDO

Típica por sus encantadoras casas blancas de puertas y ventanas azules e iglesias ortodoxas con cúpulas color turquesa, Santorini es un peñón volcánico que ha alcanzado fama internacional por méritos propios.

La Isla desciende en altitud de Oeste a Este siguiendo la pendiente natural del antiguo volcán. En la zona occidental, con vistas directas sobre la caldera, se encuentran Fira y Oia, hoy día las dos ciudades más importantes de la isla. Ambas fueron levantadas al borde del acantilado originado por la explosión volcánica acontecida hace más de 3.500 años.

Debido a su belleza, su posición estratégica sobre un acantilado de 300 metros de altitud y a que el sol se pone por el Oeste, Fira y Oia son mundialmente famosas por sus espectaculares atardeceres. Desde ambas ciudades podrás hacer increíbles panorámicas del volcán sumergido con unas impresionantes puestas de sol como telón de fondo.

Todas las tardes, a partir de las 19:00, nos encantaba callejear por sus empedradas calles, repletas de tiendas de artesanía, joyería, bares y «gyros» hasta llegar a Orthodox Metropolitan Cathedral, desde donde decenas de turistas disfrutábamos de unas vistas maravillosas.

Algunos incluso se vienen muy arriba, entre el romanticismo de la puesta de sol y cierto grado alcohólico en sangre, y acaban vitoreando, silbando y aplaudiendo al Astro Rey justo en el momento en que se funde con el horizonte, algo que rompe bastante la magia pero que no deja de ser curioso 🙂

EN BURRO AL PUERTO VIEJO

Además de vistas y atardeceres de ensueño, el acantilado de Fira ofrece otra actividad realmente interesante aunque agotadora! 🙂 Estamos hablando del descenso al Puerto Viejo, un camino zigzagueante que une la ciudad con el pie del acantilado por medio de un total de 500 escalones de piedra.

La fuerte pendiente y el calor abrasador que suele hacer en los meses de verano convierten el «paseo» en una actividad más dura de lo que puede parecer!

Por suerte, quien no quiera andar puede elegir la opción de hacer el trayecto en burro, otro de los símbolos de esta curiosa isla. Cualquier imán de nevera o camiseta de recuerdo que se precie llevará el burrito dibujado!

Lo que no dibujan nunca son las caquitas que van soltando por el camino y que huelen de maravilla… Sobre todo cuando llevas varios cientos de escalones cuesta arriba y vas ya con la lengua fuera 🙂

Al final del camino encontramos el Puerto Viejo, que sinceramente no tiene mucho que ver. Tan sólo hay algunas lanchas y barcos turísticos que ofrecen recorridos por la caldera. También existen varios restaurantes que, por su situación, son los típicos «cazaturistas» con precios por encima de lo normal, por lo que no os los recomendamos para nada. Básicamente se trata de disfrutar el camino y no tanto el destino 🙂

Y cuando finalmente nos cansemos de acantilado -os aseguro que el primer día no podréis pensar en otra cosa- es momento de coger el «quad» para explorar la isla.

LAS MEJORES PLAYAS DE SANTORINI

La isla de Santorini es realmente pequeña, mide unos 18 kms de largo por 12 kms de ancho, por lo que las distancias son muy cortas! Además el sistema vial es muy sencillo, básicamente se compone de una carretera principal que da la vuelta a toda la isla a excepción de una escarpada cadena montañosa en la zona sureste que no es capaz de atravesar.

Estas montañas llamadas Moni Profitou Iliou, con poco más de 500 metros de altitud, constituyen el punto más elevado de Santorini y suponen una barrera física que separa las playas de Perissa y Perivolos de la playa de Kamari y la zona del aeropuerto.

WHITE BEACH Y RED BEACH

A tan solo 10km al sur de Fira encontrarás Akrotiri, donde se localizan las playas de «White Beach» y «Red Beach«, muy distintas una de la otra pero con un punto en común: Sus espectaculares acantilados las hacen únicas!

Dado que son playas más bien pequeñas, en época estival se suelen llenar bastante rápido de turistas, especialmente Red Beach, una playa que, como su propio nombre indica, está compuesta por una arena de un color rojo cobrizo tan espectacular que atrae a infinidad de bañistas.

Este color tan llamativo viene dado por la alta cantidad de hierro contenido en las losas de lava volcánica que componen el acantilado bajo el que se encuentra el arenal. Realmente una verdadera maravilla de la naturaleza!

El acceso a la playa se hace a través de un sendero relativamente escarpado y bastante estrecho de unos 10 minutos de duración, que desciende desde el aparcamiento hasta la base del acantilado.

Al ser un camino de arena y en pendiente, no es nada aconsejable para carritos de bebe o personas discapacitadas, en cuyo caso tienen la opción de llegar en pequeñas embarcaciones conocidas como «taxi boats«. Éstos salen de los puertos de Akrotiri y Fira y, por un mínimo de 10€, te hacen un recorrido por 3 playas con nombres de colores (red beach, white beach y black beach).

Ojo porque no puedes bajarte hasta que acabe el recorrido, de lo contrario perderás el billete y tendrás que volver a pagar!

En la parte alta del acantilado, Red Beach tiene una explanada de aparcamiento con espacio suficiente para dejar el vehículo, excepto en épocas veraniegas, cuando la masificación deja el parking bastante corto. Así que si decides acudir en época estival no olvides levantarte temprano para poder encontrar hueco!

Si has alquilado un «quad» el problema de aparcamiento prácticamente desaparece en toda la isla puesto que se puede aparcar «en cualquier lado», literalmente. La gente los deja en los lugares más insospechados y, como estos vehículos no tienen candado, si a alguien le molesta tu «quad» para pasar, te lo mueven unos metros empujando y listo!

Además la policía de allí no se ve especialmente preocupada por poner multas de aparcamiento, ni por vigilar en exceso el tráfico, por lo que no suele haber problema ninguno en este sentido 🙂

También os digo que, a nivel de baño, tanto esta playa como sus gemela «white beach» no son muy amplias ni tranquilas, y al estar situadas a los pies de un acantilado de pura roca, no son especialmente cómodas porque tienen mucha piedra. Por eso nuestro recomendación es que vayáis, disfrutéis de su belleza, os peguéis un baño refrescante y en cuestión de un par de horas continuéis vuestra ruta.

BLACK BEACH, PERIVOLOS Y KAMARI

A diferencia de las anteriores, Black Beach sí que es una playa mucho más abierta, menos accidentada y de aguas más tranquilas en la que poder pasar un buen día de relax disfrutando de la multitud de terrazas sobre la arena o «chiringuitos», como los llamamos por el Sur, que ofrece la turística zona de Perissa.

Sin duda el área de la Playa de Perivolos es una opción acertada en la que además no hay problemas ni de aparcamiento ni de masificación. De hecho existen varios complejos turísticos y la zona está bien dotada de servicios, pero la oferta de alojamiento no es muy amplia por lo que, en general es un lugar tranquilo.

La zona Este de la isla, al ser menos accidentada, ofrece varias playas que no están mal para pegarse un bañito, como puede ser la Playa de Kamari, situada junto al aeropuerto y donde los aviones te pasan rozando la cabeza, literalmente 🙂

Tengamos en cuenta que, por sus características geológicas, Santorini no es al 100% una isla de playas, tiene algunas opciones decentes, pero las playas de verdad, las que te dejarán sin palabras, las veremos en Creta!

KOLOUMPO BEACH

Sin embargo, a base de rebuscar por Google Maps descubrimos una playa que, sobre el mapa parecía pequeña, pero que resultó no serlo tanto. Se llama» Koloumpo Beach» y sin duda fue la que más nos gustó, con mucha diferencia.

Esta playa, situada en el extremo nordeste de la isla, se extiende unos 400 metros desde la base de un acantilado arenoso. Al encontrarse bastante escondida y alejada de los principales focos turísticos pasa desapercibida, por lo que no está para nada masificada, ni siquiera en temporada alta.

Para acceder a ella hay que dejar el vehículo en la carretera, junto a un complejo turístico llamada «Soulis Apartments» y descender a pie por un pequeño sendero bastante llano unos 5 minutos.

A pesar de tener un suelo principalmente de piedra suelta, se trata de una playa de una belleza sin igual, realmente no entendemos cómo no es más famosa a día de hoy!

LA CIUDAD DE OIA

Finalmente, ya que estamos al norte de la isla, no podemos dejar de visitar el pequeño municipio de Oia, la segunda «ciudad» más importante de la isla y de una belleza sin igual. Realmente, se trata de un pueblo menos turístico que Fira por lo que se siente más auténtico.

Oia se encuentra situada en el extremo norte del acantilado, lo que le confiere una posición privilegiada en la isla. El municipio, que es realmente pequeño, se extiende entre la carretera que bordea la isla y el borde del acantilado, delimitado por la calle Nomikou.

Esta vía se encuentra repleta de restaurantes de gran calidad, que te deleitan con sabores mediterráneos tras cada puerta! Además, la calle ofrece unas increíbles vistas a la caldera que harán las delicias de cualquier fotógrafo aficionado!

Si estás en Oia, a parte de pasear por sus calles blancas y de disfrutar con lo mejor de la gastronomía griega, no te puedes perder la preciosa iglesia de «Panagia Platsani» que constituye todo un emblema de la ciudad.

Por cierto, en Oia probamos quizás el mejor gyros de toda la isla en un restaurante llamado Niko’s Place. En este lugar nos comimos un par de gyros y una ensalada griega con queso feta que nos dejó sin palabras, además todo ello por menos de 10€ por persona! Una auténtica opción LOW COST en un pueblo que no es precisamente barato.

RUMBO A CRETA

Una vez marcada Santorini como vista es hora de poner rumbo a nuestro siguiente destino, la isla de Creta. Por nuestra parte os recomendamos organizar mínimamente el desplazamiento Santorini-Creta con antelación, puesto que los billetes de ferry salen más económicos si los compras online.

Curiosamente la compañía de ferry Seajets, que fue la que utilizamos nosotros, no permitía imprimir los billetes online obligando a su recogida física en Fira, en una especie de check-in presencial. La verdad es que el método nos dio un poco de mal rollo, pero que no tuvimos más remedio que aceptar. Sin embargo, una vez en Fira y con la incertidumbre de si nos habían timado, pudimos recoger sin problemas los billetes en la agencia de viajes correspondiente.

Los ferry de Santorini parten desde la terminal de Thira, situada unos kilómetros al sur de la ciudad de Fira, por lo que deberás acceder en transporte púbico.

Existe la posibilidad de tomar un taxi que, por unos 20€ te deja en la puerta de la terminal. Sin embargo, la opción LOW COST será coger un autobús desde la estación de autobuses de Fira (localizable en Google Maps con el nombre de «Main Local Bus Station Hub«) que te lleva hasta el puerto por 2€ por pasajero.

La estación de autobuses de Fira es realmente curiosa, por no decir desastrosa. Los andenes brillan por su ausencia y toda la estación no es mucho más que una explanada con un cartel de horarios en la puerta. 🙂 Además es difícil encontrar a alguien que hable mínimamente inglés, por lo que acertar con el autobús se convertirá en una experiencia inolvidable!

Aún así os aconsejamos que uséis este medio de transporte porque es rápido y tiene unas frecuencias de paso coordinadas con el horario de ferrys, especialmente en la época veraniega.

Una vez en el puerto, nos tocó esperar un buen rato, desconocemos si fue por mala mar o por algún otro motivo, pero el caso es que el ferry acabó saliendo con más de dos horas de retraso.

Menos mal que íbamos armados con una nevera de cerveza fresca en previsión! Con lo que el tiempo en el muelle se hizo mucho más ameno 🙂

Tras unos días muy intensos y divertidos, damos por concluida nuestra ruta por Santorini y ponemos rumbo a la isla de Creta, si queréis descubrirla aquí os dejamos el post.

DÓNDE COMER EN SANTORINI

A nivel de comida la isla está repleta de restaurantes enfocados al turismo que ofrecen comida tradicional griega e italiana a precios moderados. Al igual que en el alojamiento hay restaurantes muy finos que salen por un ojo de la cara, pero también existen locales muy asequibles y de buena calidad.

Uno de ellos que recomendamos al 100% es el To Fagopoti, situado en Karterádos. Un restaurante de comida tradicional que hará las delicias de cualquiera que se acerque y por un precio que no supera los 15€ por comensal.

Otras opciones LOW COST para comer entre 5€ y 10€ son los gyros Obelix en Fira o el Nick’s Place en Oia.

DÓNDE DORMIR EN SANTORINI

La verdad es que Santorini es una isla cara a nivel de alojamiento, de hecho toda la zona que da a la caldera está repleta de pequeños alojamientos y resorts de lujo dónde es imposible encontrar algo por menos de 200€ la noche.

Afortunadamente la zona este de Fira es mucho más económica y, al ser una ciudad muy pequeña, no existe ninguna desventaja en alojarse aquí ya que tendrás el acantilado a 5 minutos andando!

Reservando con varios meses de antelación pudimos conseguir en Lignos Hotel una habitación doble con baño privado, balcón y piscina por unos 40€ la noche, lo que sale a 20€ por persona! Para que luego digan que Santorini es caro 🙂

Aquí os dejamos los lugares que visitamos por Santorini:

ACTIVIDADES EN SANTORINI

También te puede interesar: