CANTABRIA INFINITA

Cantabria infinita es el lema publicitario de una comunidad autónoma de pequeña extensión pero con una variedad paisajística, cultural y natural que, si no es infinita, poco le falta. Una región mundialmente conocida por sus Sobaos Pasiegos y sus Anchoas de Santoña que es promocionada por su presidente Miguel Ángel Revilla, en cada lugar que pisa, literalmente.

Este mediático y peculiar político, con amantes y detractores a partes iguales, es comúnmente tachado de charlatán y populista en los platós de televisión. No obstante, más allá de cuestiones políticas, no se le puede negar que transmite una pasión por su tierra que a veces se vuelve casi enfermiza.

En cualquier caso, no nos extraña que este hombre esté enamorado de su tierra porque no es para menos!

DESCUBRE LAS ANCHOAS DE SANTOÑA

A 30 minutos del turístico municipio de Catro Urdiales encontramos el pueblo pesquero de Santoña, famoso por producir unas de las anchoas de mayor calidad del mundo, si no las mejores!

Su historia se encuentra íntimamente ligada a la pesca y a la industria manufacturera de pescado en conserva, aunque realmente no fue el primer productor de anchoa de la zona! Puesto que en el año 1250 el vecino municipio de Laredo fue el primero en recibir, de manos de Alfonso XI, la orden que le permitía elaborar salazones para el resto de Castilla.

El salazón de la anchoa es una técnica de origen romano, consistente en introducir al completo el bocarte o boquerón, como se le conoce a este pescado en mi tierra, entre capas de sal durante un tiempo aproximado de 7 meses.

Pasado este tiempo, se saca el pescado de la sal, se lava en agua y se limpia de cabeza, tripas, piel y espinas para quedarnos únicamente con los lomos, que se introducirán en aceite para su conservación durante meses o incluso años.

El proceso de limpieza de escamas y espinas es considerado todo un arte en la región y es conocido en la zona como «el sobado» puesto que se realiza sobando, es decir, frotando a mano cada anchoa hasta que queda completamente inmaculada y lista para ser degustada sobre una rodaja de pan 🙂

La mejor época para su elaboración tiene lugar durante mes de mayo, momento en que toneladas de bocartes son capturados con redes de arrastre y se encuentran en su punto óptimo de maduración para la elaboración de los salazones.

LA MUTUA ANCHOATECA

Toda esta información y mucha más es proporcionada en un bar especializado de Santoña llamado «La Mutua Anchoateca» donde degustar unas anchoas se convierte en una experiencia inolvidable.

En este negocio, sus camareros te explican de primera mano, tanto las diferentes variedades de anchoa existentes como los métodos de preparación y la historia del municipio. A veces incluso «soban» sus propias anchoas como demostración 🙂 Unos auténticos guías turísticos de la anchoa en forma de camareros!

Sin duda, pensamos que la visita a este establecimiento merece sobradamente la pena y te dejará con un buen aunque salado sabor de boca 🙂

El precio de un par de copas de vino de la región y un octavillo de anchoas de alta calidad puede salir por unos 8-9 euros, lo que supone una suma bastante contenida para la calidad del producto degustado.

DÓNDE COMPRAR ANCHOAS DE SANTOÑA

En la propia «Mutua Anchoateca« podrás adquirir anchoas para llevar tanto en tarro de cristal como en octavillo, llamado así porque representa la octava parte de una pandereta de anchoas, que está compuesta aproximadamente por unos 300 gramos de pescado.

Sin embargo, si piensas adquirir mucha cantidad ten en cuenta que comprar el producto para llevar en este bar te saldrá más caro que en alguna de las múltiples tiendas especializadas que hay repartidas por el pueblo, por lo que personalmente no lo recomendamos, especialmente si vas a hacer una compra en grandes cantidades.

Por último, un consejo de calidad: Como en casi cualquier producto, el precio por unidad de anchoa desciende a medida que se adquieren formatos de mayor tamaño. Por ejemplo, una anchoa de la misma marca sale más barata comprando una pandereta de 400 gramos que un octavillo de 50 gramos. Este un es dato importante a tener en cuenta si queremos adquirir unas conservas para llevarnos un rico recuerdo de vuelta a casa con el que sorprender a toda la familia!

Además de degustar las exquisitas anchoas no os perdáis el Faro del Caballo, que a menos de 15 minutos de la localidad ofrece un descenso por escalinatas al borde de un acantilado realmente espectacular!

Desde Santoña seguimos camino de Santander, la ciudad más poblada y capital de la región. En ella, gastronomía, historia y paisaje se combinan para deleitar al viajero en todos los sentidos.

Descubre esta maravillosa ciudad visitando nuestro post sobre Santander!

CÓMO LLEGAR A SANTOÑA

A excepción de Santander, capital de la Comunidad Autónoma de Cantabria, y de algunos municipios costeros muy turísticos, el resto de la región sólo tiene conexión por carretera, por lo que en este viaje el vehículo privado será tu gran aliado.

No estamos diciendo que no se pueda llegar en autobús a los principales puntos de interés de la región, pero se pierde mucho tiempo tanto en trayectos como en combinaciones, por lo que no lo recomendamos para nada si quieres aprovechar cada segundo de tu viaje.

Además los paisajes y las tranquilas carreteras hacen que conducir por aquí sea toda una experiencia en sí misma por lo que no lo dudes y ven en coche!Si no dispones de coche o moto recuerda que siempre puedes plantearte el alquiler de un vehículo con el que llevar tu visita a Cantabria a otro nivel! Os recomendamos Ok Rent a Car.

DÓNDE DORMIR EN SANTOÑA

En cuanto al alojamiento, al encontrarse a 20 minutos de Santander, sin duda alguna nosotros recomendamos dormir en la capital, que presenta una oferta de hospedajes y ocio mucho mejor que Santoña o cualquier municipio de los alrededores.

Si quieres saber más sobre dónde comer y dormir en la capital no olvides pasarte por nuestro post de Santander.

También te puede interesar: