RUTA DE BARES POR LOGROÑO

Logroño es una pequeña ciudad de poco más de 150.000 habitantes capital de la comunidad autónoma de La Rioja, un área famosa en España por ser una de las mayores productoras de vino de calidad de la Península. Además Logroño, con su emblemática calle Laurel, es todo un referente de los bares y la gastronomía del norte de España. No te pierdas este recorrido por la capital riojana.

Para comenzar os mostramos nuestro gasto aproximado de un fin de semana comiendo y bebiendo sin parar en la capital riojana.

1.- Los precios indicados corresponden al total gastado por persona durante todo el fin de semana (tres noches).
2.- El presupuesto de coche, incluye gasolina y peajes desde Barcelona, teniendo en cuenta 2 pasajeros.
3.- El precio de 4€ es lo que cuesta de media «una Tirada», como llamamos a Cerveza + Pincho.

La ciudad de Logroño es pequeña, acogedora y poco frecuentada por el turismo internacional. Aunque tiene patrimonio arquitectónico digno de visitar, como la Concatedral de Santa María la Redonda, el parque del Espolón, la Iglesia Imperial de Santa María de Palacio o la Iglesia de Santiago, realmente la ciudad no es especialmente conocida, ni siquiera a nivel nacional, viéndose eclipsada por otras ciudades cercanas de mayor tamaño como Pamplona, Bilbao o Zaragoza.

El Puente de Piedra y Puente de Hierro, que unen ambas orillas del río Ebro a su paso por el municipio, son otras dos construcciones dignas de disfrutar y fotografiar si tenemos la ocasión de poder pasear por esta ciudad.

Sin embargo, estaremos de acuerdo en que si por algo es conocida esta ciudad es porque se come bien! Y no sólo bien, os podemos asegurar que Logroño dispone de unas rutas de bares en los que se come de maravilla!

Los «pintxos» del colindante País Vasco cambian de nombre en Logroño para pasar a llamarse «pinchos» o simplemente «tapas» pero manteniendo el mismo concepto: Raciones de pocos bocados para tomar en la barra mientras continuamos la ruta por los mejores bares de la ciudad.

LOS BARES DE LA CALLE LAUREL

El máximo exponente de esta forma de vivir la gastronomía es la calle Laurel, una pequeña calle que se ha hecho famosa en toda España por méritos propios, concentrando en pocos metros algunos de los mejores bares y restaurantes de la ciudad.

La calle Laurel se encuentra sobre lo que fueron las murallas de la ciudad medieval. Tras su demolición en 1862 los lugareños comenzaron a abrir distintos establecimientos con una única misión: Calmar el hambre y la sed de propios y extraños vendiendo vino de la región acompañado de pequeñas elaboraciones, lo que actualmente llamamos tapas o pinchos.

A lo largo del tiempo, esos pequeños puestos callejeros acabaron evolucionando, perfeccionándose y convirtiéndose en los más de 60 bares y restaurantes de calidad que copan hoy día esta zona de la ciudad, algunos de los cuales se han ganado a pulso formar parte de nuestras recomendaciones de bares LOW COST de Logroño.

En la travesía del Laurel, una pequeña travesía peatonal que da acceso a la calle Laurel por el oeste, encontramos el primer bar que merece mención especial, el «Bar Lorenzo» también conocido como «Tío Agus» especializado en montaditos de carne a la plancha, chorizo, morcilla y su plato estrella, los pinchos morunos, con una salsa de acompañamiento que se te va la cabeza!

Suele estar siempre a rebosar, tanto dentro como en sus mesas exteriores, aunque no te preocupes porque siempre puedes comerte la tapa en la calle, donde el ambiente es genial. Sus precios son realmente populares, unos 3€ bebida y pincho, por lo que es un LOW COST con todas sus letras.

Prácticamente en la puerta de al lado se encuentra el Bar Soriano, especializado en un pincho de champiñones a la plancha coronado por una gamba, también a la plancha, un bocado delicioso por un precio maravilloso, unos 2,5€ la tirada.

Un imperdible en nuestra ruta de bares por Logroño!

Al llegar a la esquina comienza la calle Laurel propiamente dicha, en ella, el bar Jubera con su barra llena de pinchos, es un local que no te puedes perder. Aunque su especialidad son las bravas, tal y como reza un enorme cartel en su puerta, los pinchos no les tienen nada que envidiar.

Unos metros más adelante hay un segundo bar con los champiñones como plato estrella, el Bar Ángel, para mi gusto incluso mejores que los del Soriano y con un precio prácticamente igual.  

Justo enfrente del Bar Ángel hay varias tabernas muy pequeñas unas juntas a las otras en las que nos gustaría destacar el Bar Donosti, un bar moderno y bien decorado regentado por un dueño muy atento y simpático que ofrece unas preparaciones muy bien elaboradas y llenas de sabor!

Si vas al Bar Donosti no te pierdas el solomillo al roquefort, el foie fresco con confitura de pétalos de violeta, o el capuccino de hongos, que son algunas de las delicassen que pueden degustar en este establecimiento de precio más elevado que los anteriores, pero también un escalón por encima en calidad. Además sirve Estrella Galicia, lo que, como imagináis le hace ganar puntos de forma automática!

En ese mismo punto, que seguramente sea una de las zonas con más bares por metro cuadrado del mundo, encontramos otro par de pequeños locales que bien merecen la pena, como son el Ribera y La Taberna del Laurel, ambos con buenos precios y una amplia variedad de sabores que disfrutar.

Para finalizar, justo en la esquina donde termina esta calle del paraíso se ubica «La Taberna del Tío Blas», uno de los locales más emblemáticos de la zona, que con sus barriles en la calle, sus deliciosos pinchos (destacando las croquetas y las elaboraciones de queso de cabra) y su animado ambiente, te dejará un buen sabor de boca en el fin del recorrido por esta mítica calle logroñesa.

LOS BARES DE CALLE SAN JUAN

Y cuando parece que todo ha acabado, llega el extra: La calle de San Juan! Situada a un par de manzanas de distancia de la calle Laurel encontramos la segunda zona de bares de Logroño por excelencia.

Quizás la concentración de locales de restauración no es tan elevada como en la primera zona pero sin duda hay locales que merece la pena disfrutar.

Uno de ellos es el Torres Gastrobar, un bar con toque modernista que ofrece una amplia variedad de sabores gourmet, entre los que destaca por encima de todos la hamburguesa de «black angus», un tipo de ternera «premium» cuyo sabor es un manjar de dioses. Por unos 5€ podrás disfrutar de esta maravillosa tapa y una buena copa de tinto de la región, que te quitará las penas, al menos durante un rato! 🙂

En la acera de enfrente, a unos 50 metros encontramos Los Rotos San Juan un bar que hace honor a su nombre porque está especializado en huevos rotos, con el bacalao o las setas como ingredientes secundarios. Además presentan una interesante variedad de montaditos y pinchos a precios bastante económicos a unos 4 o 5€ el plato, dependiendo del tamaño y la elaboración.

Sin embargo, bajo nuestro punto de vista, la joya de la corona es La Segunda Taberna, un pequeño bar que tiene a las setas como su materia prima principal. En este local, regentado por un chico que controla bastante del tema micológico, puedes probar una amplia variedad de especies, desde boletus a shiitake, pasando por pholliotas, senderuelas o enokis.

La Segunda Taberna es sin duda un paraíso para los amantes del reino funghi y además a un precio bastante contenido aunque variable según la especie y la temporada, sobre todo en las variedades silvestres que no están disponibles todo el año.

A parte de los mencionados, la calle San Juan, está repleta de bares para todos los gustos por lo que si sales de allí sin comer no será por falta de gente dispuesta a llenarte el gaznate con variedad de elaboraciones y caldos de la zona! 🙂

Y por si te has quedado con hambre no puedes perderte nuestro post sobre la vecina ciudad de Pamplona, y sus bares Low Cost!

CÓMO LLEGAR A LOGROÑO

Logroño es una ciudad bien comunicada tanto por carretera como por ferrocarril, por lo que no tendrás problema para llegar desde cualquier punto del país.

Una vez allí, el centro de la ciudad es realmente pequeño por lo que se puede recorrer a pie fácilmente en una mañana. Por tanto, si sólo vas a visitar la ciudad no necesitarás el coche para nada.

El problema lo encontrarás si quieres descubrir otros rincones de La Rioja como el Museo de la Cultura del Vino de Vivanco, Calahorra o alguna de las decenas de bodegas que decoran esta tierra, lugares de visita obligada que son difícilmente alcanzables en transporte público y que hacen del vehículo particular un elemento casi imprescindible en tu ruta por La Rioja.

Si no dispones de coche o moto siempre puedes plantearte el alquiler de un vehículo con el que llevar tu visita a Logroño a otro nivel!

DÓNDE DORMIR EN LOGROÑO

En general Logroño no es una ciudad cara por lo que no es difícil encontrar precios para habitación doble desde unos 50€ por noche a lo largo del año. Si vas en época con mucha demando o quieres algo mejor el presupuesto sube un poco más hasta los 70€ – 80€ por pareja y noche.

Al ser una ciudad pequeña no hay mucha diferencia de precios entre unas zonas y otras, además la ciudad se puede cruzar andando en media hora, por lo que no os tenéis que preocupar especialmente de la localización del inmueble. Por nuestra parte os recomendamos elegir la opción que más os cuadre por relación calidad-precio sin preocuparos mucho por su situación, aunque está claro que cuanto más cerca del centro histórico mejor.

En Airbnb o Booking te será fácil encontrar alojamientos cómodos y muy bien situados perfectos para convertirse en tu base de operaciones para recorrer la ciudad.

VISITA ALGUNA BODEGA EN LOGROÑO

También te puede interesar: