2 DÍAS EN BUDAPEST POR 170€

En este post te daremos algunos consejos para organizar tu viaje por Budapest, una de las ciudades de moda de Europa. Por nuestra experiencia, con dos días tendrás tiempo suficiente para recorrer esta hermosa capital europea, aunque tendrás que darte prisa, sobre todo si quieres disfrutar de los emblemáticos baños Széchenyi.

Como sabéis, al planificar nuestros viajes nosotros siempre rastreamos la página de Skyscanner a la caza de la combinación más barata! En este caso, volamos con Vueling desde el Aeropuerto del Prat de Barcelona hasta Budapest. Viajamos del sábado por la mañana al lunes por la noche, que resultó ser la combinación de billetes más económica de esas fechas.

Para que os hagáis una idea del nivel de precios del país, os mostramos el presupuesto de nuestro viaje durante dos días por Budapest en modo LOW COST:

1.- Los precios indicados corresponden al total gastado por persona durante todo el viaje.
2.-El presupuesto de vuelos incluye ida y vuelta desde el Aeropuerto de Barcelona.
3.- El presupuesto de entradas incluye la entrada al balneario de Széchenyi.

LA MONEDA DE HUNGRÍA; LOS FLORINES HÚNGAROS

En primer lugar, es importante tener en cuenta que Hungría no forma parte de la Zona EURO, por lo que este país aún tiene su moneda propia, los Florines Húngaros. Esto siempre representa un pequeño inconveniente que interesa superar tan pronto llegues al país.

Para evitar la incomodidad de cambiar efectivo, os recomendamos llevar una tarjeta que permita pagar en los establecimientos y sacar efectivo de cajeros sin comisiones y aplicando el mejor cambio del mercado. Una excelente opción para ello es la tarjeta BNEXT que tiene tres ventajas principales:

  1. Te aplica SIEMPRE el tipo de cambio oficial de los mercados internacionales.
  2. No cobra comisiones por pagar en divisa diferente a la de la tarjeta, ni por retirar cierta cantidad de efectivo en cajeros automáticos.
  3. Aun cuando excedes los límites de retiradas gratuitas, las comisiones siguen siendo más bajas que las de cualquier banco tradicional.

En cualquier caso, nosotros siempre recomendamos llevar algo de efectivo para cambiar ante cualquier imprevisto. La conversión suele rondar los 350 Florines por Euro y el nivel de vida del país es bajo comparado con España, por lo que para una estancia de un par de días no es necesario cambiar más de 100€.

Ten en cuenta que en casi todos los establecimientos puedes pagar con tarjeta sin problemas y además, la tarjeta BNEXT permite retirar efectivo en cajeros sin coste alguno.

Consejo de calidad: Algunos comercios permiten el pago directamente en Euros, pero a unos tipos de cambio abusivos, por lo que debes restringir el uso del Euro a casos de extrema necesidad! En algunos pubs el precio de la cerveza casi se duplica si pagas en euros.

LA CIUDAD DE BUDAPEST

Para situarnos en contexto tenemos que tener en cuenta que Budapest surgió de la unión de tres ciudades: Buda, Pest y Óbuda en el año 1873, por lo que es una ciudad con mucha historia aunque tenga un nombre relativamente nuevo 🙂

Las antiguas ciudades de Buda y Pest estaban separadas por el río Danubio y eran dos núcleos urbanos diferentes. Por un lado, Buda estaba situada encima de las montañas al oeste del Danubio, mientras que Pest se extendía en la llanura de la margen derecha del río y forma lo que hoy día es el centro de Budapest. De hecho, actualmente representa dos tercios de la superficie, siendo el área más extensa y poblada de la ciudad.

Por último, Óbuda -o isla de la libertad- es una isla natural que se encuentra en mitad del Danubio. A ella se accede a través del Puente Margarita y es famosa por ser la sede de uno de los mayores festivales de música electrónica del mundo, el Sziget Festival, celebrado cada año en el mes de agosto.

Para tratar cada parte de la ciudad con el detalle que se merece, les hemos dedicado entradas separadas:

  • No os perdáis el post sobre la maravillosa zona de Buda, con el Bastión de los Pescadores, La Ciudadela, la Galería Nacional o la Iglesia de Matías.
  • Y si queréis información sobre el Parlamento o la historia judía de la ciudad, en el post de Pest os contamos todo lo que debéis saber sobre esta parte de la ciudad!

Esperamos que los disfrutéis 🙂

QUÉ COMER EN BUDAPEST

Al igual que el alojamiento, en general comer en Budapest es muy barato. La comida húngara tiene mucha influencia de Oriente Medio y la ciudad cuenta con infinidad de locales de kebab y comida rápida. Es realmente fácil encontrar locales donde comer un rico dürum o unas porciones de pizza por unos 3€.

Si queréis algo más fino, os podemos recomendar el Restaurante La Rosa Azul, situado justo detrás de la Gran Sinagoga, al lado del Árbol de la vida. Leímos por Google Maps que tenía buenas valoraciones y fuimos a comprobarlo 😊

Nos pedimos un plato para cada uno, con bebida y postre y nos salió por unos 12€ por comensal. La verdad es que comimos muy bien, los platos son realmente abundantes y la carta presenta buena variedad de platos típicos del país.

Bajo nuestro punto de vista, la cocina húngara es una mezcla de sabores europeos con toques turcos y orientales que no nos acabó de enamorar, pero tampoco está nada mal. Pongámosle un 7 sobre 10!

DÓNDE IR DE FIESTA EN BUDAPEST

Si le preguntas a cualquier persona que haya estado en Budapest sobre sitios para salir a tomar unas birras, seguramente te recomendará los RUIN BARS que, como su propio nombre indica, son eso, bares en ruinas, literalmente!

Como cualquier capital europea, el casco antiguo cuenta con edificios antiguos y ruinosos. En general, estas construcciones suele ser un problema urbanístico. Sin embargo, los jóvenes de la ciudad tuvieron la magnífica idea de convertirlos en bares, dándole un aire moderno y alternativo, al más puro estilo berlinés.

Nosotros fuimos al Szimpla Kert, que es el más emblemático de la ciudad y que ningún visitante se debería perder! Este Ruin Bar fue el pionero y abrió sus puertas en 2001, hace ya casi 20 años! Sí, nos hacemos viejos, qué le vamos a hacer… 🙂

Por fuera no se aprecia tanto, pero una vez dentro el edificio parece que vaya a venir abajo en cualquier momento… Esto es precisamente lo que hace únicos a estos lugares. De hecho, estamos seguros que serían ilegales en cualquier otro país europeo, porque no cumplen ninguna medida de evacuación. Y como muestra mira esta foto:

En su interior, tanto en la planta baja como en la terraza, cuentan con barras independientes unas de las otras, formando mini-bares dentro del mismo edificio. Los precios de unos y otros son bastante similares y sirven cerveza a unos 2€ y copas o cócteles alrededor de 5€. Su creativa decoración -basada en restos de basura y trastos viejos- y el ambiente joven y alternativo, crean un lugar único para tomar unas birras en esta ciudad.

Otro punto con bastante movimiento por la zona del centro es la calle Kazinczy, donde encontrarás bastantes bares y cafeterías. Por las tardes-noches se convierte en una zona muy animada donde tomar unas cervezas o unas copas en un ambiente joven y desenfadado.

CÓMO MOVERSE POR BUDAPEST

Budapest cuenta con una red de transporte púbico bastante eficiente. La ciudad tiene metro, autobuses, tranvía y hasta trolebús! Y lo mejor de todo es que comparten sistema tarifario. Es decir, que el mismo billete vale para cualquier medio de transporte, lo que simplifica mucho el uso de la red.

En total, Budapest cuenta con 6 líneas de metro que conectan toda la ciudad, por lo que puedes moverte de un punto a otro de manera fácil y rápida. Por cierto, la línea amarilla del metro es una de las más antiguas de toda Europa, data del año 1896.

Las líneas de tranvía también funcionan bastante bien, comunicando todo el centro con frecuencias muy cortas de entre 5 y 10 minutos.

Si vais a moveros con cierta frecuencia, os recomendamos sacar un bono de 10 viajes, que permite transbordo y sale por unos 10€. Los billetes sencillos salen un poco más caros y los hay con y sin trasbordo, un punto importante a tener en cuenta.

Los sencillos sin transbordo salen por 350 florines, pero si quieres trasbordo tendrás que pagar los 530 florines que cuesta este tipo de ticket (alrededor 1,50€ al cambio)

Por tanto, lo más barato y cómodo es adquirir un bono de 10 viajes. Por cierto, más te vale llevar cartera si no quieres perderlos, porque la máquina expide 10 mini-tickets que tendrás que guardar e ir validando uno a uno antes de montarte en el metro, bus o tranvía.

Consejo de calidad: No te fíes si algún amigo, conocido o cuñado de turno os recomienda entrar al transporte público sin billete, porque hay revisores en todas las líneas 🙂  

Recuerda sacar los tickets y validarlos en las máquinas naranjas ubicadas en los andenes, de lo contrario, es como si viajaras sin billete. Si te pillan con el ticket sin validar podrías ganarte una rica multa que oscila entre 6.000 y 16.000 florines (entre 20€ y 45€ al cambio)

DONDE DORMIR EN BUDAPEST

Por nuestra parte os recomendamos dormir en la zona céntrica. Budapest es, una ciudad bastante barata en general. Por eso no merece la pena reservar un alojamiento mal situado para acabar perdiendo mucho tiempo en transporte. Ten en cuenta que los hoteles del centro están bastante bien de precio.

Nosotros reservamos dos noches a través de Booking en un apartamento económico, tranquilo y muy céntrico, llamado Friends Hostel & Apartments, y nos salió por 16€ persona y noche.

Aunque el edificio por fuera parecía ruinoso -como muchos en esta ciudad- y el ascensor era una reliquia de los años 20, una vez dentro, el piso estaba reformado y en muy buen estado. Es un hostel que cuenta con unas 5 habitaciones y dos cuartos de baño muy limpios.

A la entrada tienen una pequeña recepción que comparte espacio con el salón y una cocina totalmente equipada con microondas, gas, frigorífico y cubertería. La habitación era amplia y contaba con una ventana que daba a la calle principal, por lo que en general estaba bastante bien.

El único inconveniente es que tuvimos la mala suerte de que uno de los dos días en que nos alojamos hubo una avería con el agua caliente y no pudimos ducharnos… 🙁

El propietario se excusó diciendo que había tenido un problema con la caldera, pero se ve que el problema es recurrente porque en las críticas de TripAdvisor vimos que otros huéspedes habían sufrido algo parecido.

Si no fuera por este percance, la verdad es que os lo recomendaríamos, pero viendo lo visto, si no os gusta el riesgo mejor os buscáis otro, por si acaso… 🙂

VISITA EL BALNEARIO SZCENCHI

Y para finalizar, si vas a Budapest, la ciudad de los balnearios, no puedes olvidar la visita al más conocido de todos ellos! En el siguiente post te contamos todo lo que tienes que saber para preparar tu visita al Balnerario Szcenchi.

AQUÍ OS DEJAMOS LOS MEJORES FREETOUR

También te puede interesar: