RUTA POR EL CONGOST DE MONT-REBEI

La ruta por el Congost de Mont-Rebei es una experiencia que no te puedes perder salvo que tengas un vértigo insalvable.

El Congost de Mont-Rebei es un desfiladero natural excavado en la roca por el trascurrir del tiempo y el caudal del río Noguera Ribagorçana a través de la Sierra del Montsec. Está ubicado entre las comarcas de La Ribagorza (Aragón) y el Pallars Jussà (Cataluña) y hace de frontera entre ambas comunidades autónomas separando geológica y geográficamente las provincias de Huesca y Lleida.

El Congost de Mont Rebei se trata de un desfiladero de 2 kilómetros de longitud con paredes de más de 500 metros de altura respecto al nivel del río que está considerado como una de las joyas naturales del nordeste peninsular.

Debido a su recóndita localización, hasta hace pocos años este espectáculo de la naturaleza no era muy conocido entre el público general, por lo que se podía disfrutar de un entorno único de forma casi exclusiva.

Hoy día la popularidad de esta ruta se ha disparado por lo que fines de semana y festivos cientos de personas acuden a esta zona para disfrutar de la naturaleza en compañía de familia y amigos. A pesar de ello, su alejada situación de grandes núcleos de población y su cierta peligrosidad aún evita a día de hoy masificaciones excesivas.

La ruta discurre a lo largo del cauce del río Noguera Ribagorçana uniendo el parking  de «La Masieta» en la provincia de Lleida con el albergue de Montfalcó en la zona aragonesa.

De manera general se puede dividir la ruta en dos tramos principales que discurren parcialmente a lo largo del sendero histórico GR-1. En el primero de ellos, y más cercano al parking de «La Masieta», encontramos el embalse y el camino excavado en la roca de la vertiente catalana del acantilado que hace famoso a este congosto.

Por su parte, el segundo tramo, en la vertiente aragonesa del desfiladero,  alberga las famosas y vertiginosas escaleras colgadas del Congost accesibles tras cruzar el Puente Colgante del Siegue localizado a mitad de camino.

Ojo, se trata de una ruta NO CIRCULAR que discurre por terreno bastante accidentado en parte del recorrido, por lo que deberás calcular bien el tiempo y darte la vuelta en caso de ser necesario.

La noche se echa rápido entre las enormes paredes del desfiladero y los  importantes desniveles convierten el camino en una actividad peligrosa cuando baja visibilidad. Todos los años hay que lamentar algún fallecimiento, por lo que anda con cuidado!

Puedes hacer el recorrido en cualquier sentido. Sin embargo, si tienes tiempo para dormir un día, nuestra recomendación es que te alojes en el Albergue de Montfalcó y comiences la ruta temprano al día siguiente en dirección norte. En cambio, si quieres planificar la ruta en un sólo día, lo mejor es aparcar el coche en el parking «La Masieta» y comenzar tu aventura en sentido contrario.

El Albergue de Montfalcó es una excelente opción si quieres alojarte a precio económico en plena naturaleza, por menos de 10 euros por persona ofrecen literas en habitaciones compartidas de unas 6-8 personas con todas las comodidades. Se trata de un albergue equipado, limpio y muy bien atendido, por lo que su elección fue un acierto sin duda alguna.

El albergue se encuentra en una zona bastante remota, lo que le permite estar cerca de la ruta a la que nos dirigimos, pero lejos de la civilización y de la conexión rápida a internet! Digamos que es un lugar para desconectar. LITERALMENTE 🙂

Dispone de amplio aparcamiento, que para algo está en mitad del campo, y de unas vistas espectaculares sobre la Sierra el Montsec. El amanecer se vuelve mágico desde la privilegiada vista de la terraza de piedra del albergue.

El acceso es un poco complicado, se hace a través de pistas forestales que lo separan unos 30 minutos de la carretera asfaltada más cercana. En algunas zonas las pistas no se encuentran en las mejores condiciones posibles (especialmente tras períodos de lluvias) y además algunos tramos presentan una pendiente considerable por lo que lo óptimo es acceder en vehículo 4×4.

En cualquier caso, mientras el terreno esté seco no suele haber problema en circular con un turismo, siempre y cuando no sea demasiado bajo. Nosotros accedimos con un SUV 4×2 y no tuvimos ningún problema más allá de llenarlo de polvo XD.

El albergue sirve comida y cenas en un menú cerrado que cuesta unos 14-15 euros por persona, nada mal teniendo en cuenta que te dejan la olla sobre la mesa para que te rellenes el plato tantas veces como tu estómago pueda permitirse! 🙂

El menú está compuesto por guisos caseros y no hay mucha posibilidad de elección, por lo que hay que dejarse los caprichos para casa. Aún así, después de un largo día de caminata no se le suele hacer ascos a nada, y menos aún a un delicioso guiso tradicional.

Desde el albergue parte un sendero descendente que conecta directamente con las pasarelas colgantes al pie del acantilado, unas escaleras de madera clavadas directamente sobre una pared vertical de cientos de metros de desnivel con diversos tramos que se van complicando a medida que avanzamos el camino.

A pesar de que existen medidas de protección, os aseguro que caminar sobre maderas colgadas a 200 metros de altura sobre el suelo firme más cercano impresiona bastante y si tenéis vértigo lo podéis pasar realmente mal.

En cualquier caso, no os dejéis vencer por el pánico psicológico porque las vistas que se alcanzan son una recompensa por la que bien merece la pena sufrir un poco 🙂

La serie de plataformas corona a unos 300 metros de altitud sobre el río, punto desde donde el paisaje es difícil de describir con palabras. El descenso comienza inmediatamente para llegar al Puente Colgante del Siegue, un puente formado por tirantes metálicos de una belleza constructiva que te sorprenderá.

Una vez en la vertiente catalana y tras un tramo de senderos estrechos pero alejados del cauce, entramos finalmente en el segundo tramo que nos dejará sin palabras. Un camino horadado en el acantilado de roca caliza que hará las delicias de grandes y pequeños. Llegados a este punto no hay mucho que decir, simplemente relájate y disfruta del espectáculo natural que tienes ante tus ojos.

Al final de este tramo, a casi una hora de camino, se encuentra el parking de «La Masieta» fin de la ruta (o inicio, depende cómo lo miremos) y posible punto de recogida.

Como nosotros no teníamos «coche escoba» que nos recogiera, decidimos no llegar a este punto y nos dimos la vuelta un poco antes, cerca del embalse de Canelles para deshacer el camino hasta llegar de nuevo al Albergue de Montfalcó.

  • Distancia total ida y vuelta: Unos 11 kilómetros
  • Tiempo total: 5 horas.
  • Dificultad técnica: Media si no tienes vértigo, extrema en caso contrario XD

En el Congost también se pueden alquilar kayaks individuales o dobles para disfrutar de este espectacular paisaje desde un punto de vista totalmente diferente por el desfiladero.

Un día de ruta a pie y un paseo en kayak al día siguiente es una excelente decisión que, cada vez más gente tiene en cuenta.

En cuanto a las condiciones meteorológicas digamos que la zona se caracteriza por presentar una importante oscilación térmica. Nosotros estuvimos a finales de marzo de 2019 y pasamos calor por el día y bastante fresco por la noche, amanecíamos a 3ºC y para mediodía ya hacía más de 25ºC… Así que no olvides llevar ropa de abrigo ligera que puedas guardar en la mochila a medida que avanza el día. Lo óptimo sería llevar varias capas térmicas que puedas ir quitándote a lo largo del camino.

CÓMO LLEGAR AL CONGOST DE MONT REBEI

El Congost de Mont-Rebei es accesible tanto desde la vertiente catalana como desde la aragonesa y se encuentra a unas 3:15 horas en coche de Barcelona y a unas 2:30 horas de Zaragoza, por lo que el «paseo» es de cierta entidad para hacer un viaje de ida y vuelta el mismo día, más aún considerando que habremos hecho una ruta a pie que nos dejará fritos… EN RESUMEN, QUE ES UN PALIZÓN!

Prácticamente no existe la posibilidad de acceder en transporte público puesto que el Congost se encuentra alejado de núcleos de población y no hay servicios concretos destinados a este fin, por tanto el vehículo privado se convierte en la única opción.

Si no dispones de coche o moto recuerda que puedes alquilar uno un par de días por un precio muy económico, una decisión de la que no te arrepentirás!

DÓNDE DORMIR EN EL CONGOST

Por nuestra parte os recomendamos pernoctar una o dos noches, pero todo dependerá de tu tiempo, de hecho, como ya hemos comentado incluso es posible hacer la excursión en un sólo día con ida y vuelta desde Barcelona y Zaragoza, aunque no es nada recomendable.

La opción LOW COST, sería pernoctar en la zona aragonesa, que al ser una región económicamente algo menos desarrollada que Cataluña, ofrece también unos precios un poco más económicos.

La zona comprendida entre Benabarre y Puente de Montañana o el propio Albergue de Montfalcó representan buenas opciones para pasar un fin de semana en plena naturaleza durmiendo por unos 15 o 20€ por persona.

QUÉ COMER EN EL CONGOST

Por el lado gastronómico lo más importante es asegurarse de llevar provisiones suficientes para la ruta de senderismo e incluso para comer en la casa rural o el albergue en que decidáis hospedaros, una vez allí no hay supermercados por lo que no llevar provisiones sería un grave error 🙂

No obstante, si vais con tiempo para parar por el camino os permitidnos una recomendación: Restaurante Mars, situado en el municipio de Benabarre. Lo encontramos por casualidad y fue maravilloso! Uno de esos pequeños regalos que a veces te hacen los dioses…

Se trata de un restaurante de comida 100% casera cocinada por la propia dueña con recetas tradicionales de la zona. Las raciones de paté artesano o canelones de «pularda» (una especie de gallina joven) además de muy generosas, son de lo más sabroso que hemos comido nunca.

Y por si fuera poco, los precios son realmente económicos. Sale por unos 8-10 euros el plato. Por unos 15-18€ disfrutamos lo indecible comiendo a la carta y nos fuimos sabiendo que volveremos, aunque nos pille a 3 horas de casa.

Naturaleza y gastronomía de calidad gourmet a precios LOW COST por el desfiladero del Congost de Mont-Rebei!

También te puede interesar: